Carta de lector

martes, 5 de febrero de 2013 · 00:00

Diferentes escenarios, un mismo objetivo bajo la consigna: cuidemos el río

 

Sr. Director:

Al recorrer los lugares de San Marcos Sierra, localidad de la provincia de Córdoba, y caminar por uno de los tramos del río San Marcos Sierra, en esos días de septiembre de 2012 el río estaba seco.

Pude comprobar los pozos que había y las huellas dejadas por el camión que se dedicó a la extracción de áridos, haciendo caso omiso a las sanciones dispuestas en el Decreto N° 43 de la Ley provincial 5589 –Código de Agua de la Provincia-.

¿A qué se refiere dicho decreto promulgado el 9 de febrero de 2012? A las autorizaciones otorgadas por la Provincia de Córdoba para la extracción de áridos. Dice: “a tal efecto resulta necesario ejercer un control adecuado sobre las explotaciones que se otorguen, teniendo como objetivo la preservación y equilibrio de los sistemas hídricos superficiales como también la prevención de efectos dañosos ante el exceso hídrico como consecuencia de extracciones incorrectas y/o indiscriminadas de áridos. Que la presente iniciativa reconoce como fundamento la obligación insoslayable del Estado de proteger y preservar el medio ambiente y sus recursos naturales de acuerdo a las previsiones del artículo 11 de la Constitución Provincial, política hídrica que hace suya este Poder Ejecutivo... Declarándose la caducidad de todos los permisos para extracción de áridos dentro de la línea de ribera de los ríos y los arroyos...”.

Sin embargo, pese a la normativa establecida, continuó la extracción clandestina de los áridos, sin el estudio del impacto ambiental por autoridad competente, lo cual es nefasto para el río y sus vecinos, como la formación de lagunas artificiales a causa de la extracción desmedida, por debajo de las napas freáticas, daño a la flora y fauna autóctona, cambios en el curso original de los ríos o desbordes en zonas no deseadas.

Los vecinos alertados se pusieron en campaña y con los elementos que tenían disponibles hicieron carteles que ubicaron en lugares estratégicos del río y del pueblo.

Ahora, me cuentan, hay agua en el río después de tanta sequía, prontamente volveré y podré disfrutar de otra manera este recorrido y reencontrarme con los vecinos que aman el río.

En las fotos vemos a Verónica Pórrez, una pilarense radicada en San Marcos Sierra, quien colaboró en esta campaña de concientización por el cuidado del río, Azul, el bebé de Vero que aún no había nacido en la panza, a las turistas Lorena Pórrez y su hijita Vicky y Alicia caminando por el río seco.

 

Mónica Alicia Bustamante, ex Directora de Investigaciones Históricas de Pilar, Ex Directora del Museo Histórico Municipal “Alcalde Lorenzo López”.

Comentarios