Tribuna del lector: Tratado del Pilar: un ejemplo para el presente

por Silvia Majdalani*
sábado, 23 de febrero de 2013 · 00:00

Hoy, hace 193 años, Manuel de Sarratea, Estanislao López y Francisco Ramírez firmaban en Pilar el primero de los seis pactos preexistentes a los que hace referencia el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional.

Se trataba del Tratado del Pilar, que firmaron aquí esos hombres que por entonces eran gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.

Esto habla, sin dudas, de la importancia histórica que tiene nuestro distrito.

El Tratado del Pilar estableció la unión nacional y el sistema federal, dos elementos clave en la organización y maduración de nuestra nación y lo que sería el Estado nacional.

Con este Tratado se dio inicio a lo que hoy conocemos como la República Argentina, un Estado que tiene como cimiento fundamental la estructura republicana, representativa y federal.

La distribución de la riqueza es una de las claves para comprender la magnitud de este pacto.

Hasta ese entonces, las provincias se encontraban económicamente en desventaja respecto de Buenos Aires debido a que la mayoría de la interacción comercial e ingresos se llevaban a cabo en esta última, por ser la poseedora del Puerto y de la Aduana.

Este tratado contempló esta desventaja para las provincias del interior e igualó los derechos sobre los ingresos al país para todas las provincias, algo que sería fundamental en la redacción de nuestra Constitución y en la formación definitiva del Estado argentino después de 1862. 

Resulta imperioso destacar que la actitud adoptada por los gobernadores de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos en ese entonces debería servirnos de ejemplo hoy para proceder del mismo modo, dejando de lado las diferencias y destacando las coincidencias para poder encaminarnos hacia un futuro de unidad y logros conjuntos, que contribuyan a fortalecernos como nación.

En nuestra sociedad actual, lamentablemente, no vemos reflejado este espíritu de federalismo. Todos, como ciudadanos argentinos, debemos comprometernos para vivir en una nación que ante todo sea republicana, representativa y federal.

Nosotros, desde nuestro lugar de dirigentes, debemos poner aún más esfuerzos en que esos no sean solo términos, sino realidades. Juntos, trabajando y esforzándonos, podremos honrar como es debido este acto y, lo que es más importante,  crecer y fortalecernos como la nación que queremos.

 

*Diputada Nacional por el PRO.

 

*Esta columna es totalmente abierta a nuestros lectores. Para publicar, enviar a info@pilaradiario.com.

Comentarios