Una joya literaria del siglo XVIII

“Vida del Glorioso Patriarca Santo Domingo de Guzmán”, ejemplar que data de 1703, es el libro más antiguo que conservan los estantes de la Biblioteca Popular Bartolomé Mitre.
sábado, 19 de enero de 2013 · 00:00

Convertida en un ámbito de cultura por excelencia en el distrito, la Biblioteca Popular Bartolomé Mitre posee alrededor de 100 mil ejemplares, la mitad de ellos ingresados a su sistema informático, tarea ardua que lleva años para realizarse en su totalidad.

Entre tanta cantidad de libros, hay varios de ellos que se destacan por su valor histórico, plus otorgado por la antigüedad del ejemplar. En el edificio de la calle Belgrano 553 descansan varios de ellos.

El libro más antiguo de toda la biblioteca es “Vida del Glorioso Patriarca Santo Domingo de Guzmán”, ejemplar que data de 1703. El mismo fue escrito en castellano antiguo (por ejemplo, en su portada dice “patriarcha”), por el Presentado Fray Francisco Possada. Curiosamente, y por motivos imposibles de averiguar, en las primeras líneas se estipula que fray fue “Hijo fuyo indigno”.

En cuanto al autor, Francisco Possada (o Posada) fue un sacerdote oriundo de Córdoba, España, reconocido por sus dotes de escritor y predicador, aunque rechazado por algunos miembros de la jerarquía eclesiástica por tratarse del hijo de una familia pobre. No obstante, Pío VII lo beatificó en 1818. Actualmente, un ejemplar descansa en una vitrina de la biblioteca local.

En cuanto a libros impresos en el siglo XIX, la Biblioteca Popular incluye en sus estantes a un diccionario latín – español de 1860. Además, posee un ejemplar de “Vuelta al Mundo (Viajes a los 5 continentes)”, editado en París en 1861, un libro de Lavalle y Mélan editores, confeccionado por la Administración del Correo de Ultramar.

También se debe incluir a “Conversations = Lexikon”, una enciclopedia alemana de 1866, compuesta por varios tomos; y a una unidad de “El gaucho Martín Fierro” (1872), de José Hernández, salido de la imprenta La Pampa.

Por su parte, “Gramática castellana” data de 1883, mientras que “Los desamparados” fue impreso en París en el año 1890. De principios del siglo XX es “Don Quijote de la Mancha” (1904), obra cumbre de Miguel de Cervantes Saavedra.

Además, en cuanto a su patrimonio hemerográfico, la biblioteca de Pilar también posee algunos de los primeros ejemplares del diario La Nación (nacido en 1870), donados por un socio hace ya varios años.

Por otra parte, en el edificio se encuentran actas fundacionales de la Revolución de Mayo, versiones en facsímil de las que están custodiadas en el Congreso de la Nación.

 

Comentarios