Carta de lector

jueves, 28 de junio de 2012 · 00:00

Incendio

 

Señor director:

Es una vergüenza: el pasado domingo 24 de junio, la institución Bomberos Voluntarios de Pilar cumplía 60 años; ese día, mientras para ellos era un festejo, una familia de la calle Soler (barrio Villa Morra II) veía cómo su casa se incendiaba.

Los vecinos llamábamos al cuartel de bomberos de Pilar y nadie atendía a nuestro llamado. En la vivienda se encontraban menores, a los que gracias a los vecinos se pudo rescatar de las llamas. En el lugar del hecho sólo se hicieron presentes dos dotaciones de Presidente Derqui, que hicieron todo lo posible por llegar a tiempo, pero al no conocer la zona –ya que no pertenecen a la localidad- a pesar de su esfuerzo las llamas ya habían consumido toda la vivienda.

Esta familia perdió todo, sólo tenía la ropa puesta. Ahora yo le pregunto tanto a los jefes de bomberos de Pilar y a las autoridades del Municipio, ¿no es obligación dejar una guardia ante cualquier hecho que se pueda presentar en el distrito? Ojalá que la respuesta no sea que cada vez que hay un festejo de alguna institución, los ciudadanos quedemos desprotegidos.

¿Qué ganas me van a dar, con lo ocurrido, de colaborar con las rifas que venden los Bomberos Voluntarios de Pilar? Creo que ser bombero es una vocación que se siente en lo más profundo del corazón, para ayudar al prójimo sin recibir nada a cambio, pero en este hecho no demostraron eso, les importó más el festejo. ¡Qué vergüenza!

 

 

Andrea Labat.

 

 

Comentarios