De pronto Flash

miércoles, 8 de febrero de 2012 · 00:00

 

“Porfis, cuida mi supernave”, le ruega el dueño de este auto a una virgencita muy particular. Una vez más, queda demostrado que la religión y las creencias tienen aristas insospechadas…

 

Comentarios