Tribuna del lector: ¿Te lo muestro?

por Víctor Ejgiel

miércoles, 22 de febrero de 2012 · 00:00

 

Como si fuera poco y aunque todos sabemos en lo más intimo de nuestras convicciones que en la política se roba, mas allá del entendido canje tarea-retribución, en estos días pudimos comprobar cómo la elite política nada tiene que ver con cualquier otro trabajador, si es que compartimos el rubro.

Cuando los mismos políticos, los que componen el poder actual, nos dicen que cada mes la inflación no llega al 1 por ciento y que en el año no superamos el 10 por ciento, se decide de una manera más que llamativa, por el voto propio, sin paritaria ni ningún otro cuento que pueda generar algún calculo, aumentar sus dietas en más del 150 por ciento, como bien lo mostró la diputada Victoria Donda, que fue la única que puso en cámara el recibo de haberes, su sueldo que en diciembre llegaba a un poco más de 13.000 pesos, un poquito más que varios trabajadores en actividad, y que en enero, porque el voto fue retroactivo, llegó a más de 34.000 pesos.

Tal vez en el marco del eslogan de la redistribución de la riqueza y en el año más duro de la economía de este gobierno, tomando sólo palabras de los mismos gobernantes, han decidido redistribuir para su propio bolsillo.

Entonces como esta decisión salarial, porque en definitiva es un salario como el de cualquier trabajador, se conoció antes del resto de las paritarias, estaría bueno tomar este parámetro como base para cualquier otra discusión, donde sí hay partes que deben negociar como es el caso de la paritaria docente donde, como siempre, a pesar de solicitar la reunión desde el segundo día del año, se llega a pocos días del inicio de las clases; ojo, la de la llegada del alumno al salón, porque los docentes ya estamos trabajando con las mesas de examen desde el lunes 13. Es bueno aclarar porque parece que empezar con un paro sería una continuidad de las vacaciones, y no es así.

Pero encima, esto pasa a ser algo ridículo cuando también se conoce cómo el poder en manos del Estado logra objetivos impensados. La empresa Ciccone calcográfica era una de las pocas que contaba con la capacidad de impresión de papel específico para la confección de cheques bancarios por sus sistemas de seguridad.

Hace un tiempo la Afip comienza una persecución económica sobre ella logrando que la misma quiebre. En ese momento un extraño, ahora no tanto, que en esa misma dependencia de control de ingresos (Afip) demuestra ganar hasta 2.500 pesos mensuales (monotributista clase B, lo sabe cualquier contador), levanta la quiebra de más de 500.000 pesos. Realmente es increíble la capacidad de ahorro de esta persona, es increíble que el Estado no lo haya investigado por eso, es increíble que inmediatamente el Estado nacional le asigne un contrato directo para la fabricación de billetes por más de 50 millones de dólares.

Es increíble que esto pase teniendo una casa de la moneda donde se hace lo mismo sin pagarle a nadie. Pero lo más increíble es que este hombre tenga una ex mujer que terminó desnudando los vínculos de su pareja con el vicepresidente de la Nación, es tan increíble como verdadero.

Lo que es un nuevo marco de la política actual donde parece que te roban y encima te muestran cómo, sin esconder nada, termina siendo otro de los abusos de poder logrados con la mayoría absoluta y la decisión unilateral política y gubernamental. Incluso algunos comentarios terminan siendo agresivos como los vertidos con respecto a la sequía por nuestra Presidenta, que parece conocer más del campo que la mismísima INTA que también depende el Estado, donde minimizó la cuestión inclusive logrando la visión “Morenista”, cambiando los mismísimos porcentajes en las pérdidas.

Parece que lo nuevo es además de mentir ya no esconder, ¿Te lo muestro?

 

 

Comentarios