Pipi González alegró el debut de Monterrey en la última jugada

Fue 2-1 sobre Náutico Hacoaj, en el arranque de la Zona 33. El delantero convirtió en tiempo de descuento y desató la locura en el equipo derquino. Ranucci había puesto en ventaja al Bordó con un golazo.

domingo, 22 de enero de 2012 · 00:00

 

González define ante la salida del arquero. Fue el gol de una victoria muy celebrada en Derqui.  

Monterrey empezó su camino en el Torneo del Interior con un triunfo sobre Náutico Hacoaj por 2-1, gracias a un agónico gol de Sebastián Pipi González en tiempo de descuento. Con ese tanto, el equipo de Derqui, que quedará en la historia por ser el primer club de esta localidad en jugar el ex Argentino C, se impuso sobre la hora después de un desarrollo deslucido y saltó rápidamente a lo más alto de la Zona 33, que se completará esta tarde con el partido entre Atlético Camioneros y Atlético Moreno.
Monterrey había llegado al choque con Hacoaj con una enorme carga de expectativas, básicamente fogoneadas por tratarse del primer representante de Derqui en la competencia más federal del fútbol de nuestro país. Pero los conducidos por Andrés Oliva respondieron a la responsabilidad e iniciaron el camino de la mejor manera, en gran parte debido a la contundencia de sus delanteros, González y Ariel Ranucci.
Después de un primer tiempo de ritmo lento y con poquísimas situaciones de riesgo, el ex artillero de Unión de Del Viso abrió el marcador a los 25’ del complemento y rompió con la monotonía que ofrecía el partido. Tras un centro de Walter Riquelme desde la derecha, Ranucci hizo la pausa casi en la boca del arco y definió luego de gambetear al arquero y un defensor. Hasta ahí, Hacoaj había insinuado más que los derquinos, sobre todo en la primera parte, por lo que la ventaja parcial de Monterrey fue también un golpe anímico para el elenco de Tigre.

Cambio de imagen
Los primeros 45 minutos arrojaron una leve superioridad de Naútico Hacoaj, que se volvió peligroso cuando atacó con envíos largos de pelota parada. Con pocos méritos propios pero con una fuerte dosis de desinteligencias en el fondo, el equipo de Tigre estuvo varias veces cerca de abrir el marcador. La más clara fue un intento de Francisco Hermosilla que dio en el palo.
No obstante, Monterrey cambió su imagen a tiempo a raíz de algunos cambios posicionales. Ya en el complemento, minutos antes del gol, el ingreso de Pedro Báez modificó favorablemente el panorama de los locales. Riquelme le cedió la tarea de volante central y se volcó sobre la banda izquierda. En tanto, Ranucci abandonó la posición de enganche para ubicarse como centrodelantero. Finalmente, esa sería la fórmula que derivó en el primer tanto del encuentro y le permitió a Monterrey asumir el protagonismo del encuentro.
Hacoaj sintió el golpe del 1-0 y demoró casi 15 minutos en reacomodarse para volver a transmitir peligro. A los 40’, Andrés Loterspil conectó un córner pasado y marcó el empate con un tibio remate, pero que encontró al arquero Alejandro Landriel en el piso. A partir de ahí, la visita arremetió para llevarse el partido en los minutos finales, hasta que un pase filtrado de Báez dejó a González cara a cara con Matías Burstein. El delantero, ex Sportivo Pilar, definió con un toque sutil y redondeó el final perfecto para el debut soñado de Monterrey en el Torneo del Interior. Ahora, el próximo desafío de los derquinos será ante Atlético Moreno como visitante, el siguiente fin de semana.


Comentarios