Los barriletes nunca pasan de moda

miércoles, 21 de septiembre de 2011 · 00:00

 

Los barriletes derquinos, presentes en Rosario.

 

El Club de Ciencias, Actividades Aeroespaciales y Modelista de Presidente Derqui, participó del 11º Festival de Barriletes “Pintemos el Cielo de Rosario 2011”, organizado por el Área de Coordinación de Cultura de la Municipalidad de Rosario.

El encuentro fue realizado en el Parque Scalabrini Ortiz de esa ciudad. La titular del área, Susana Fandiño, recibió muy cordialmente a todas las delegaciones, y en lo que respecta a la derquina destacó las tareas que realiza el club conservando técnicas tradicionales en sus talleres. “En especial en el taller de barriletes donde las construcciones de modelos se realizan del modo tradicional con caña de castilla y papel”.

Es que estas técnicas se fueron perdiendo con el tiempo y para los hermanos Osvaldo y Daniel Orellano, directores de la entidad, “es muy necesaria su conservación”. El club presentó sus modelos históricos como la cometa normal (N) diseñada en 1906 por Otto Tetens, basada en una cometa celular del tipo Margrave, y la cometa paraguas (SD 8) “Schirm-Drachen”, diseñada por Otto Schreck. Ambas fueron empleadas en el observatorio metereológico de Lilemberg (Prusia) hasta 1930.

El evento estuvo nutrido por multicolores barriletes gigantes inflables, flexibles y planos. A su vez,  los barriletes de caña y papel se destacaron como antiguos objetos de colección, donde chicos y adultos interesados hicieron muchas consultas a los representantes del club derquino sobre las técnicas empleadas y detalles específicos para su construcción.

Fandiño hizo entrega a los Orellano de una pieza casi única: un barrilete realizado en pasta piedra donde su diagonal menor es interceptada por un vitro con el símbolo del festival en su onceava realización. Por su parte el Club de Derqui, en reciprocidad, le entregó a la funcionaria un presente diseñado por el Taller de Maquetas que consistió en un barrilete miniatura (una libélula) con un texto dedicatorio en su base de madera.

Comentarios