Una amistad furiosa

domingo, 24 de julio de 2011 · 00:00

 

por Fernando D’Auría

 

Sencillamente un grupo de personas, de pilarenses interesados tan solo en el prójimo por ser ante todo docentes, que por algún motivo coincidieron en tiempo y en espacio para encontrarse, y así en ese maravilloso don que la vida otorga cuando un noble y solidario proyecto los convoca, nació del mismo, una inexplicable amistad furiosa.

Amistad furiosa capaz de desarrollar las tareas más sublimes y pedagógicamente solidarias para que todas, sí todas, las instituciones educativas que dijeron sí a su  participación en la 3ª Feria de Ciencias, Tecnologías y Ambiente se sintieran protegidas, cuidadas y mimadas en el edificio gentilmente cedido por la Dirección de la EP Nº 26.

Amistad furiosa, que supo proyectar desde marzo de este año este evento sin dejar detalles librados al azar, mostrando desde cada integrante furioso una colaboración incondicional para que en definitiva, sean nuestros alumnos del Pilar los depositarios de un ambiente propicio para que pudieran socializar sus proyectos transitados.

Amistad furiosa de reuniones secretas en torno al mate o a un asado, de mucha alegría festiva y de otro tanto de seriedad profesional, capaz de desarrollar los acuerdos más insospechados para que en Pilar se siga “Construyendo con…ciencia”, y que su feria posicionada desde el 2009 siga mejorando año a año.

Amistad furiosa de personas diversas en edad, en quehaceres cotidianos, en trayectorias profesionales y en vivencias personales que convergen hacia una labor común para que toda una feria sea posible, sin descuidar el más mínimo detalle organizativo.

Porque ahí está el secreto de la amistad, en cuidar, proteger, amar los detalles que pueden hacer sentir al otro, cuidado, protegido y pedagógicamente amado para que pueda expresar su persona sin límites ni miedos.

Un tipo de amistad, la furiosa, la pilarensemente (valga el término) furiosa que con mi pueblo supimos construir en estos tres años de caminar, para el bien común de muchos, diría de todos aquellos que sienten cosquillas en su corazón para participar y mostrar la grandeza de sentirse parte de un proyecto, en un proyecto que puede solucionar una problemática comunitaria, satisfacer una necesidad o tan solo sentir el placer que solo siente el que hace para el otro.

Sencillamente una amistad que tiene la Furia del trabajo común, del desinterés por el dinero, de la atención a cada docente y a cada uno de sus alumnos, del encontrarnos e intercambiar ideas, risas, dramas y todo lo personal que nos sucede, y que en el momento ferial todo se olvida para que el evento sea una fiesta y cuyo rasgo fundamental es la de sentir en su corazón una verdadera Amistad Furiosa.

¡Feliz Día del Amigo, Furiosos!

Su amigo Referente ACTJ, Fernando.

Gracias por ser mis amigos furiosos: Aldana, Virginia, Juana, Silvia, Héctor, Marcela, Stella, Carlos y todos los docentes, políticos, y todo mi pueblo querido del Pilar.

 

Comentarios