Se presentó en Pilar el automóvil más antiguo de Sudamérica

Se trata de un Daimler Roger, fabricado en París en el año 1887. Fue “descubierto” en Santa Fe y adquirido por el club PiVAC. Anda con tracción a cadena y conserva su estado original. 
domingo, 10 de julio de 2011 · 00:00

 

El vehículo durante el desfile de ayer en Astolfi, Por el Día de la Independencia.

 

 

Los festejos en el distrito por el Día de la Independencia, llevados a cabo ayer en Villa Astolfi, tuvieron un invitado de lujo, que sorprendió a todos: el auto más antiguo que se conserva en Sudamérica, un lujo que pudo darse la asociación Pilar Vehículos Antiguos y Clásicos (PiVAC).

La joya es un Daimler Roger Carriage Motor modelo 1887, originario de París. Sí, casi 125 años después de su creación, uno de los automóviles más añejos circuló por las calles de Pilar.

El presidente de PiVAC, Hugo Asselbon, explicó a El Diario que “(Gottlieb) Daimler fue un alemán, creador del motor a nafta. Se asoció con el francés Roger, quien en París tenía una fábrica de carruajes, y juntos vendían en Francia los motores con el nombre Daimler-Roger”. Daimler es considerado, además, padre de la motocicleta y el camión, aparte de creador de la marca Mercedes-Benz, producto de la fusión de su empresa “Sociedad de motores Daimler”, con la de Karl Benz, “Benz & Cie”.

Además, Asselbon expresó con orgullo que “se considera que es el automóvil más viejo de Sudamérica, hasta ahora ese mérito lo tenía el Automóvil Club Argentino, con uno de 1889, también Daimler”, comentando que “conseguimos éste hace un par de años, en el sur de Santa Fe”.

El vehículo ya desfiló en Capital Federal, en ocasión del Bicentenario de la Revolución de Mayo, por la avenida 9 de Julio hasta la Plaza de Mayo. Por ende, la de ayer fue la primera vez que recorrió las calles del distrito. Asimismo, aproximadamente desfilaron unos 50 autos de asociados a PiVAC, todos ellos autos anteriores a 1960; y hasta se incluyó a dos velocípedos, aquellas bicicletas que tienen una rueda delantera de enormes dimensiones.

Asselbon destacó que el Dalmer 1887 “es íntegramente original, los asientos son los originales, de cuero, aunque por supuesto están desgastados. Tratamos de no tocarlo porque el valor es ese, sólo hubo que cambiarle el piso delantero y un costadito de madera porque no se podían salvar, el resto son maderas de la época”. Además, añadió que “anda con tracción a cadena y volante, que no sabemos si es original, ya que podría haber sido tipo timón, pudo haber sufrido algún cambio, no lo sabemos... Pero está impecable. Es un aparato lindo, raro. Lo conseguimos y llevó bastante laburo ponerlo en marcha”.

 

Camaradería

La jornada de PiVAC arrancó bien temprano, a las 10, con una recepción y café en el hipermercado Carrefour, donde en el predio se aprovechó para exhibir los automóviles de los coleccionistas.

De allí partieron en caravana hacia Villa Astolfi, para participar del desfile cívico por el Día de la Independencia, en el que fueron agasajados por la gran cantidad de público que se concentró en la localidad.

Una vez concluido el evento, los socios se trasladaron hasta la sede de PiVAC (Maipú 1450), donde se realizó un almuerzo para todos los concurrentes, con el ya famoso locro de la empresa, cocinado de manera magistral por Omar y Lidia Burgueño.

La jornada incluyó el show del humorista e imitador Giani, “El Gitano”, quien les sacó carcajadas a todos. Además se entregaron plaquetas de bronce recordatorias del encuentro.

 

 

 

El conductor del vehículo muestra sus características. 

 

 

Paso de hombre
El Daimler Roger presentado ayer por PiVAC alcanza unos 10 kilómetros por hora de velocidad máxima, algo típico de los vehículos del siglo XIX. “Cuando recién salieron los autos en Inglaterra –explicó Hugo Asselbon-, salió una ley para que pudieran circular por la calle, porque asustaban a los caballos de los carruajes. Entonces, tenía que ir una persona adelante, caminando, con una bandera roja y una corneta anunciando que estaba por pasar un auto. La velocidad máxima permitida era de 4 kilómetros por hora, prácticamente a paso de hombre”.

 

 

Comentarios