Cartas de Lectores

jueves, 3 de junio de 2010 · 00:00

 

Violencia

 

Señor director:

Somos un grupo de adolescentes que concurrimos a una escuela de Pilar, con muchas ganas de poder aprender algo y ver qué nos enseñan.

Pero nos encontramos con una noticia en la cual leemos que un “chico fue apuñalado por otro en una escuela del Barrio El Bosque”. Nos sorprendió a todos, aunque ya es moneda frecuente y cosa común, aunque nosotros tengamos entre 16 y 18 años.

Tenemos muchas ganas de seguir adelante con nuestros estudios y además tener el tiempo necesario para poder divertirnos, pero nos encontramos con estos escollos que no nos dejan progresar ya que en nuestras casas, por miedo a que nos ocurra algo, encontramos el “no”, para salir, para juntarnos a tomar algo, a charlar en algún lugar.

Y nos hacemos una pregunta: ¿por qué por culpa de unos pocos, pagamos casi todos?

Hoy, con el Bicentenario, cosa que debemos estar más que orgullosos de poder vivirla, la fiesta pareciera que duró un solo día, porque la violencia se sigue instalando en nuestra sociedad y nos sigue cerrando las puertas para que podamos disfrutar de lo que nos merecemos al ser adolescentes.

Aquí sí la palabra adolescente parece que tiene el verdadero significado, ya que adolecemos de muchas cosas que a nuestra edad y en otras épocas se podían disfrutar a pleno.

Nos están quemando etapas de nuestras vidas, dejando en libertad a los culpables de los hechos delictivos, y parece que nosotros fuéramos los malos, ya que no podemos salir a ningún lado y eso nos hace presos de nuestra sociedad.

Esperamos que nuestros gobernantes puedan, de una vez por todas, tomar las cartas en el asunto, o ponerse de verdad los pantalones largos y cortar de una buena vez todo esto que se respira, y mal, que es la inseguridad.

Se los pedimos, se los suplicamos y esperamos que alguna vez nos den la mano que tanto necesitamos para poder vivir en paz, cosa que anhelamos desde hace mucho tiempo y que se viene peleando desde aquel lejano 1810, donde nuestros próceres lucharon para poder tener una nación libre y soberana, como verdaderamente nos merecemos.

Muchas gracias.

 

Juan Ignacio, Patricio, Juan Cruz, Victoria, Nicolás, Fernando, Johana; Verónica, Adrián, Noelia; Yaquelin, Marilen, Daniela, Cristian, Alan, Belén y todo los jóvenes pilarenses que queremos paz y libertad.

 


 

Ayuda

 

Señor director:

Queremos agradecerle al señor intendente Humberto Zúccaro y a Carmen de Zúccaro por habernos ayudado en la larga agonía de mi tía Graciela Oyola.

Ella falleció el día sábado 29 de mayo a las 12.30. Como ya había dicho, se murió sin recibir ningún tipo de ayuda por parte de la jueza doctora Monica Urbanic de Bayter, que nunca firmó la curatela para que mi tía tuviera una vida digna.

Para que vean del tiempo que ella tendría que haber firmado, a las pruebas me remito: les doy número de expediente 2240 la fecha 11/08/04 que esta esperando que la señora se digne a firmar.

Tenía grado de discapacidad número 9, tenía un plazo de validez por 10 años que le iba a dar $700 para sus remedios y para tener PAMI, ese bendito carnet de Pami que el viernes por la mañana fui muy maltratada por el señor Luis, que atiende a la gente. Me trató tan mal que salí llorando porque fui a pedir un carnet que nunca se hizo y ya mi tía no lo necesita, porque ya se murió.

La muerte de mi tía no va a quedar así.

Mi pobre abuela sigue viva y necesita ayuda, la casa se le llueve, no tiene nada pero ¿por qué?, porque trabajó de cocinera 25 años en Fetuccini Mario ¿para qué? no sé porque le terminaron dando dos mandos y a pagar. Encima eso lo usó para su pobre hija discapacitada.

Eso es otro tema, pero yo quiero que sepan  la lucha que nosotros tuvimos con todos.

Cuando vi a mi tía que respiró por ultima vez, porque por suerte yo estaba ahí, me preguntaba si ahora que mi tía no está si me arrepiento de no haber hecho y dicho todo esto antes; quizá hubiera ayudado mucho  antes pero como ya le habíamos rogado a todos no creía que me iban a ayudar, como lo hicieron estos 3 días.

Agradezco a todos los que nos escucharon, ayudaron y vinieron a ver a mi tía al hospital porque mi tía agonizó por 10 días. Por suerte le tocó la madre que tiene, porque si no, dónde estaría ella.

Sin ayuda del Estado que le da pensión a los que no necesitan y los que realmente la necesitan se mueren esperando que firme una jueza. Que Dios la ayude y que si tiene familia nunca le pase lo que a nosotros.

Jueza doctora Mónica Urbanic de Bayter que nunca firmó la curatela exp. numero de curatela 32.716 de Oyola Nancy Graciela , Gracias señora.

Voy a seguir escribiendo para que ayuden a mi abuela Teolinda Oviedo. Agradezco inmensamente a la enfermera Graciela del sector «A», ojalá todos  fueran como ella no como los de la guardia que tratan mal.

Agradezco al señor Humberto Zúccaro y la señora Carmen de Zúccaro y no se olviden de mi abuela vayan y van como vive por favor.

Por favor pongan esto, les agradezco a el Diario de Pilar inmensamente por su ayuda.

 

Adriana Oviedo

 

 

Comentarios