Duelo de estilos para definir al campeón

Hoy desde las 11, Unión de Del Viso y Fénix disputarán la final del Clausura en el Carlos Barraza. El Tatengue apuesta al tiki-tiki y el Albinegro buscará prevalecer con su juego físico.
domingo, 21 de marzo de 2010 · 00:00

Hoy desde las 11, si el clima lo permite, Unión de Del Viso y Fénix disputarán un verdadero duelo de estilos para definir al campeón del Clausura 2009 de la Asociación Pilarense de Fútbol.

La sede de la final será el estadio Carlos Barraza, donde además del título del certamen estará en juego el pasaporte al partido frente a El Tala (campeón del Apertura) que definirá al monarca de la temporada.

Luego de superar las semifinales con mayor o menor dificultad, los contrastes que existieron entre el Tatengue y el Albinegro durante la temporada se podrán medir en una final que ofrecerá un imperdible choque de estilos: tiki-tiki versus juego físico o “el lírico” contra “el rústico”, son sólo algunos de los rótulos que circularon en la previa.

Incluso los técnicos coincidieron al hacer hincapié en las oposiciones entre la forma de jugar de cada uno y, precisamente, en eso basaron la estrategia con la cual pretenden alzar la corona.

Unión apelará al buen pie y al toque corto para dominar el partido, mientras que Fénix buscará cortar el circuito de su rival y presionar con el juego físico.

 

A raspar

“Como toda final, es a matar o morir. Los dos tenemos diferentes estilos, ellos juegan muy bien con la pelota al piso pero no tienen tanto despliegue físico como nosotros. Nuestro juego es más fuerte, metemos más y espero que podamos decir que esa propuesta rindió”, expresó en la previa el técnico de Fénix, Juan Carlos Gómez.

El DT remarcó que en las finales no rige la lógica, pero consideró que la concentración y la fortuna son factores determinantes.

Sobre las claves del partido, Gómez enumeró dos aspectos particulares de su rival. “Nuestra intención es anular a sus marcadores de punta que tienen mucho despliegue y no dejar que Alberto Garay maneje el juego en el medio campo, porque él es quien distribuye y hace jugar a gran parte del equipo. Pienso que anulando esos jugadores podemos hacer un buen partido”, agregó. 

Por otra parte, el entrenador anticipó un hecho muy particular: “Nos va a seguir mucha gente del barrio y algunos hinchas de Abrojal, porque tenemos varios muchachos que jugaron ahí. Así que se va a dar un hecho algo extraño, porque no es común que la gente de Abrojal aliente por Fénix y eso se da muy pocas veces (risas)”. 

 

Jogo bonito

En la vereda de Unión, la preocupación pasa por como plasmar su juego. “El partido va a ser duro porque ellos son un equipo que juega fuerte. Así que vamos a tener que esquivar los golpes y tratar de hacer nuestro partido”, manifestó el entrenador Tatengue, Omar Perrusi. “Fénix es un equipo de pegar y nosotros buscamos más el toque, por eso le indicamos a los delanteros que se cuiden y no reaccionen ante los roces para evitar las tarjetas”, añadió. 

Asimismo, vaticinó que deberán controlar la posesión desde el arranque para controlar el trámite a su voluntad. “Tendríamos que tomar control de la pelota rápido para dominar el partido y creo que la cancha nos va a favorecer en ese sentido, porque con más espacio los jugadores pueden esquivar los golpes”, consideró el entrenador.

Con respecto a la clave del encuentro, Perrusi opinó que serán determinantes los desbordes de Álvarez y Carlos Noriega. “Ellos tienen mucha llegada y podemos atacar con cuatro jugadores en lugar de dos. La idea es aguantar tranquilos el juego áspero de Fénix y jugar bien al fútbol, como siempre”, enfatizó.

Las cartas están echadas y sólo bastará ver cómo potencian sus virtudes estos dos equipos que prometen un espectáculo imperdible. “Pero, en definitiva, lo importante es que la gente se divierta y disfrute de esta final, que para nosotros es una experiencia única por el hecho de jugar en el estadio Carlos Barraza”, coincidieron los técnicos.  

 

Comentarios