Los lectores ayudan a acercarse a la verdad sobre la cruz del cementerio

En las últimas horas aportó una imagen el historiador Aldo Beliera. Y Gustavo Urroz entregó precisiones sobre su desaparición: fue demolida en 1958, por causas desconocidas.
martes, 16 de marzo de 2010 · 00:00

Así lucía la entrada del cementerio hasta el año 1958. La foto fue aportada por Gustavo Urroz, desde su libro “Mi Pilar de los ‘60”.

 

Una toma más cercana de la cruz de Salamone. Fue aportada por el historiador Aldo Beliera. 

 

A partir de los informes publicados por El Diario en las últimas semanas, muchos fueron los comentarios recibidos a través de cartas de lectores y el sitio web www.pilaradiario.com, expresando la opinión de vecinos acerca de la decisión que los gobernantes de ese entonces tomaron con la antigua cruz del cementerio local, obra del arquitecto Francisco Salamone, hoy reivindicado como uno de los grandes constructores argentinos del siglo XX.

En las últimas horas, a partir del interés de los lectores se han hallado dos imágenes de la mítica cruz: una fue aportada por el historiador Aldo Abel Beliera, pariente de Cayetano, héroe pilarense en los años fundacionales de la Patria. Precisamente, su tumba es una de las más antiguas del cementerio de Pilar (murió en 1895).

La otra fotografía pertenece a Gustavo Urroz, coleccionista de imágenes, objetos y demás tesoros del Pilar de antaño, autor del libro “Mi Pilar de los ‘60”. En ambas fotos pueden apreciarse las grandes dimensiones que tenía la cruz, característica fundamental de la obra de Salamone, quien también proyectó cementerios, municipalidades y mataderos en otros pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires, como Azul o Balcarce.

A su vez, Urroz aportó una nueva versión sobre la caída de la cruz, cercana a la de Alberto Pezoa, trabajador del cementerio (ver aparte): de acuerdo a sus conocimientos, la cruz fue demolida en 1958 por el entonces intendente comisionado Leandro Finochietto, quien gobernó antes de que asumiera Juan Cirilo Sanguinetti. “Lo he comprobado con documentos municipales”, afirmó.

No obstante, aún son un enigma las razones que motivaron la demolición de la cruz construida por Salamone. Urroz las desconoce: “No soy un historiador, sí un memorioso narrador de diferentes aspectos de Pilar. Los historiadores profundizan más en sus investigaciones”. Quizás, el trabajo se encargó con la simple misión de darle otra fisonomía al camposanto local. Desde ya, El Diario invita a aquellos vecinos memoriosos como Beliera y Urroz a que aporten un poco más de luz a esta historia.

 

Historias

En su edición del domingo, El Diario entregó las versiones de dos vecinos de Pilar acerca de lo ocurrido con la cruz del cementerio. Por un lado, el ex intendente Daniel “Beto” Ponce de León comentó que quizás la estructura había sido demolida a fines de los ’60 o principios de los ‘70, por comprometer los cimientos del lugar al hallarse en su interior el tanque de agua. La orden, según él, habría sido de Andrés “Yayo” López o Nicolás Ruiz Guiñazú, quien le dio al cementerio un estilo más colonial.

A su vez, Alberto Pezoa –trabajador del cementerio y vecino del predio desde que era un niño-, creyó recordar que la cruz fue destruida a mediados de la década de 1950, versión que se acerca más a lo que luego sería confirmado por Gustavo Urroz.

 

 

Comentarios