¿OTRO PARO?

Semana clave para destrabar el conflicto del transporte

El miércoles habrá una nueva reunión entre el gremio de los choferes, las empresas y el Gobierno. Si no hay acuerdo, el jueves podría haber un nueva medida de fuerza de colectivos.

20 de abril de 2024 - 17:59

La próxima semana será clave para definir si se destraba el conflicto entre el gremio de los choferes (UTA), las empresas de transporte y el Gobierno o si, por el contrario, habrá un nuevo paro de colectivos.

La fecha clave será el próximo miércoles 24 de abril, cuando las partes se encontrarán en una nueva reunión, que podría ser definitoria. En casa de que no se alcance un acuerdo, el sindicato podría convocar a una medida de fuerza para el jueves 25.

La UTA ya había parado a principios de mes, luego que las empresas incumplieran el aumento que habían acordado en paritaria. La medida, que se hizo sentir fuerte en Pilar, afectó a unos 9 millones de pasajeros en todo el AMBA.

Ese día, la UTA levantó la medida pese a no haber alcanzado un acuerdo, pero dio plazo hasta el 25 de abril para encontrar una solución.

En este sentido, las empresas reclaman que el precio del boleto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) debería estar ya en los $1.200 entre tarifa y subsidio. Pero aseguran que lo que realmente perciben y no les permite afrontar los aumentos de sueldo.

Sobre la decisión de levantar la paralización del servicio de colectivos, el gremio había comunicado que fue “en procura de mantener la paz social, y con el fin de normalizar el servicio público de transporte del AMBA”.

De todos modos, advirtieron a las cámaras empresarias “así como de la autoridad de aplicación, que se establece como último plazo para hacer frente a las diferencias salariales adeudadas, hasta el día 25 de abril del corriente”. Si hasta entonces no se depositaran los $250 mil reclamados por los trabajadores “se retomará la retención de tareas”.

En un comunicado en el que dan a conocer “el estado de la situación del conflicto en el transporte de pasajeros del AMBA”, la UTA reiteró que el 2 de febrero, acordó con las empresas “las escalas salariales para los meses de enero y febrero de dicho año, compuesto por dos conceptos, uno remunerativo y otro no remunerativo”.

“La parte no remunerativa se incorporaba al salario básico al mes siguiente al de su pago, con la finalidad de establecer el nuevo salario básico conformado”, señala el comunicado.

“Para realizar la evaluación del efecto de la inflación sobre el salario, se acordó partir como base de ingreso un valor de $987.000, conviniéndose que se establecería una vez conocidos los índices de inflación del mes de febrero”, explica. Agrega que el acuerdo fue homologado por la Secretaría de Trabajo.

“Como entidad gremial, ratificamos que no nos corresponde entender cuestiones que hacen a la relación entre la Secretaria de Transporte y sector empresarial”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar