PEAJE

Panamericana: revés para Ausol en el juicio por el contrato

La Justicia dejó firme la cautelar que suspende la aplicación del contrato de 2018, cuestionado por el Gobierno. La empresa no podrá acudir a mediaciones internacionales.

6 de julio de 2023 - 16:57

La Justicia en lo contencioso administrativo dejó firme una medida cautelar solicitada por el Gobierno nacional, cuya aplicación mantiene frenada la aplicación del contrato que la empresa Autopistas del Sol (AUSOL) firmó durante la administración de Mauricio Macri.

Además, el fallo establece que la firma de capitales españoles no podrá recurrir a las instancias de arbitraje internacional hasta tanto se resuelva si la cuestionada renegociación se hizo o no en el marco de las leyes.

La resolución se adoptó en marco de la causa que el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, inició el año pasado fin de anular el contrato. Mientras tanto, interpuso una medida cautelar para que el Estado se haga cargo de la gestión de la autopista Panamericana.

Como contrapartida, Ausol recurrió a la Cámara de Comercio Internacional (CCI) ratificando los términos del acuerdo firmado con el ex presidente Mauricio Macri, una instancia de mediación internacional.

Pero en los últimos días, la propia empresa informó a la Bolsa de Buenos Aires y a la Comisión de Valores que el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal N°6 le ordenó “abstenerse de continuar impulsando el procedimiento de arbitral” hasta tanto se dicte sentencia definitiva en el proceso de judicial.

De esa manera, el valor del peaje seguirá siendo establecido por el gobierno. Actualmente, el peaje para autos cuesta $100 en hora no pico y $150 en hora pico, mientras que en agosto aumentará a $150 en las horas no pico y $200 en las pico. Si el contrato que preveía la dolarización de la tarifa estuviera vigente, el peaje superaría los $1.000.

Contrato

El contrato de Ausol cuestionado por el gobierno rige desde 2018, cuando esa concesionaria, junto al Grupo Concesionario del Oeste del mismo dueño, negociacron con el gobierno de Cambiemos acuerdos que comprometían al Estado con una deuda bruta de 813,1 millones de dólares (540,5 para el caso de AUSOL y 272 millones para GCO). En ese acuerdo se establecía una cancelación en cuotas anuales, que irían desde 2018 a 2030, más un interés en dólares del 8%. Este interés era capitalizable y si el Estado se retrasaba en el pago el concepto adeudado pasaba a formar parte del capital, incrementando la deuda.

Con estos acuerdos, la deuda reconocida y sus intereses sumarían 1.161,2 millones de dólares. Se estableció, además, que las sumas debían ser percibidas por los concesionarios libres del Impuesto a las Ganancias y que el mismo debía ser abonado a través de las tarifas. Es decir, para cumplir con esas obligaciones, que comprendían afrontar el capital, los intereses o el impuesto a las ganancias, la tarifa necesaria era de hasta 20 veces más de lo que hoy paga un usuario.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar