ESCENARIO

Nueve bloques para diez concejales, la oposición atomizada en el HCD

Son cinco mujeres y cinco hombres que fueron electos por dos frentes electorales. Pero en sus bancas terminaron dispersos. Peleas, desconfianzas y maniobras para obtener más contratos.
viernes, 11 de marzo de 2022 · 18:49

por Diego Schejtman
d.schejtman@pilaradiario.com

Con nueve bloques para 10 concejales, la oposición muestra en el Concejo Deliberante un panorama inédito de atomización.

Se trata de cinco mujeres y otros tantos hombres que fueron electos por dos frentes electorales tanto en las elecciones del 2019 como en las del 2021, pero que una vez asumidos terminaron creando bancadas unipersonales.

¿Los motivos? diferencias políticas, aspiraciones electorales contrapuestas, desconfianzas y hasta maniobras para eludir la regla que limita la cantidad de asesores que puede contratar cada bloque.

Los únicos dos concejales que comparten bancada son Inés Ricci, asumida en 2019, y Flavio Álvarez, reelecto en 2021. En ambos casos, obtuvieron sus mandatos en las urnas de la mano de la alianza macrista en sus versiones de Cambiemos y Juntos. Sin embargo, su bloque se llama Comunidad Pilarense, una identidad más vecinal. El detalle: son madre e hijo.

Los demás concejales de Juntos armaron rancho aparte. Son Claudia Zakhem (UCR), Adrián Maciel (Pilar Federal) y el ahora randazzista Juan Manuel Moraco (Entidad Pilarense), electos en 2019, a los que se sumaron Sebastián Neuspiller (Juntos Pilar), Adriana Cáceres (Pro), y Antonella Alarcón (Porotagonismo radical).

Completan el cuadro los ediles ingresados este año por el liberalismo, Juan Martín Tito y Solana Marchesán, que separaron sus bloques pero sin resignar el nombre del frente que los cobija: ahora están en Avanza Libertad 1 y Avanza Libertad 2.

De reojo
Las relaciones entre los ediles de Juntos no son las mejores, aunque en general mantienen la cordialidad en el trato. Algunos botones que sirven de muestra.

Durante el verano, se presentaron varios proyectos con la firma de casi todos los opositores, incluidos los dos libertarios. La clave está en el casi.

La radical Claudia Zakhem no firmó ninguna de las iniciativas, mayoritariamente pedidos de informes sobre temas variados. La relación de la radical con sus compañeros de partido fue distante en los últimos años y no parece haber motivos para que mejore.

La irrupción de Facundo Manes en el universo de Juntos revivió las intenciones del radicalismo de ir con candidatos propios en 2023 y eso también marca los tiempos en Pilar.

A eso hay que sumarle la llegada de la joven concejal Antonella Alarcón, enancada en el sector del radicalismo largamente enfrentado con el que lidera Zakhem. De hecho, en el Comité de distrito aseguran que no conocen personalmente a la nueva edila.

Entre los macristas y larretistas de la coalición las cosas tampoco fluyen en armonía. La dura derrota electoral del 2021 en Pilar no tiene padres que la reconozca como propia y todos buscan poner las culpas afuera.

Eso se suma a la intención de más de uno de encabezar la lista del 2023. Neuspiller y Cáceres, por caso, ya están en campaña, aunque cada uno por su lado.

Las desconfianzas mutuas están a la orden del día y crecen los temores de que empiecen a aparecer denuncias cruzadas. Las alarmas de carpetazo están encendidas.

Por el costado
Otro motivo por el que concejales de un mismo sector abren bloques diferentes es el de sortear la regla no escrita que limita la cantidad de empleados que puede contratar cada bancada.

Es un argumento que casi nadie se atrevía a confesar en público, al menos hasta ahora.

Los libertarios Juan Martín Tito y Solana Marchesan aseguran que no tienen diferencias entre sí, sino que separaron sus bancas para poder contratar a un colaborador que había trabajado en la campaña y, de seguir juntos, se quedaría sin cupo.

“Es importante que los concejales estén bien asesorados para trabajar para los pilarenses de la mejor manera. Yo tengo un secretario y un asesor, Solana Marchesan tiene un secretario y un asesor”, dijo Tito en una nota radial.

 


El dato

Solo dos concejales opositores presiden comisiones del Concejo Deliberante. Claudia Zakhem, en Derechos humanos, desarrollo social, personas con discapacidad, familia, niñez, juventud, tercera edad y derecho animal; y Juan Manuel Moraco en Trabajo, comercio, industria, turismo, pymes y defensa de los consumidores.

Comentarios

13/3/2022 | 21:35
#1
El concejo deliberante de Pilar tiene presupuesto de $580.000.000. La cantidad de empleados debería estar enunciada en el presupuesto, pero no está. Haciendo una cuenta rápida, teniendo en cuenta el promedio salarial de los empleados del municipio, podemos inferir que el HCD tiene cerca de 400 empleados. Separando los administrativos, serían alrrededor de 15 asesores x concejal. Si alguno tiene sólo,2, hay alguien que se está quedando con 13 de mas. Me parece que 2 asesores es poco y que 15 es inmoral.
13/3/2022 | 10:58
#0
El jefe de los libertarios, Milei, habla de la casta política como si fueran parásitos de la sociedad. ¿Sabrá lo que está pasando con los concejales libertarios en Pilar, quienes, sin sonrojarse, reconocen que se separaron solo para contratar mas personal? Es increíble.
12/3/2022 | 06:34
#-1
Me imagino que Ines Ricci no esta mas no???Es impresentable!!!
11/3/2022 | 20:26
#-2
siempre los mismos, con los mismos problemas , Zakhem que no sabe a donde pertenece(nunca lo supo) Maciel agarrado a la banca, y en la foto aparece Gamboa, un ser politicamente mutante y facturador. No sera hora de un Cambio realmente profundo y volver a tener un HCD NO un Parque Jurasico Inproductivo y Costoso