UNA SITUACIÓN ACUCIANTE

Trabajadores de La Porteña exigen respuestas tras el cierre del restaurante

Volvieron a manifestarse frente al country donde vive uno de los dueños. Esta semana tendrán una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Pilar.
domingo, 23 de agosto de 2020 · 08:16

A un mes del cierre definitivo del tradicional restaurante La Porteña, los trabajadores sienten que el tiempo se acaba. Sin propuestas oficiales del pago de indemnizaciones, con ofertas informales que no llegan ni al 30% de lo que les correspondería, decidieron visibilizar sus reclamos.
Ayer, pasado el mediodía, volvieron a reunirse. Igual que el viernes, lo hicieron en la puerta el country Tortugas, donde vive Alberto Díaz, uno de los dueños de la empresa. Esta vez, a los trabajadores de Pilar se sumaron también los de la sucursal de San Isidro, que están viviendo la misma situación.
“Ahora nos juntamos las dos sucursales y la idea es quedarnos hasta tratar de obtener una respuesta lo antes posible, porque todavía no se comunicó nadie”, explicó una de las damnificadas, en diálogo con El Diario.
Pero se fueron unas horas más tarde sin que nadie los haya atendido. Lo hicieron con la promesa de volver el lunes, esta vez con otras medidas de reclamo.
“Lo que estamos reclamando es la indemnización total correspondiente, ya que en período de cuarentena no se podía despedir a los empleados, y si eso pasaba la indemnización tenía que ser doble”, agregó la trabajadora.
A pesar de que ya pasaron casi 30 días, los empleados, que solo en la sucursal local son unos 80, no tuvieron novedades, más allá de un llamado de la gerenta “que jugó con la necesidad de la gente, ofreciéndonos monedas”, dijo.
El sindicato gastronómico de Pilar depende de la filial San Martín. Su secretario General, Álvaro Escalante, dijo que la situación de La Porteña “es un tema acuciante que nos pegó de fuerte”. 
En diálogo con El Diario, contó que hubo una primera audiencia en el Ministerio de Trabajo de Pilar en la que la empresa no hizo ninguna propuesta formal. 
Admitió de todos modos que hubo ofertas informales muy inferiores a lo que corresponde. Y que por eso, el mismo gremio pidió suspender una segunda audiencia prevista para el viernes pasado “para ver si podemos mejorarla”. 
La delegada del Ministerio de Trabajo de la provincia en Pilar, Celeste Afriol, le confirmó a El Diario que el sindicato pidió suspender la audiencia porque “dijeron que estaban llegando a un acuerdo” con la empresa.
De todos modos, Escalante aseguró que concurrirán a la nueva audiencia que se convocará para los próximos días. Y que si no hay acuerdo quedará abierto el camino judicial. 
“Casi todo el plantel somos empleados que trabajamos hace 15 años, algunos más y otros menos. Pusimos todo para sacarla adelante, mucho sacrificio. Ser personal gastronómico es muy sacrificado, y ahora nos encontramos con esta realidad”, manifestó una trabajadora. 

Comentarios