Se anticipa un plan de inversión en el distrito

El Municipio se reunió con el Enre para buscar una solución a los cortes de luz

El secretario de Obras Públicas, Guido Bordachar, explicó que están analizando las situaciones “irregulares” en los barrios. Se están instalando medidores y reemplazando transformadores “que están viejos o tienen capacidad obsoleta”.
jueves, 16 de julio de 2020 · 10:49

Las primeras heladas trajeron complicaciones en el servicio eléctrico y en los últimos días los reclamos de los usuarios se hicieron escuchar, llegando incluso a haber cortes de ruta, como el de ayer en el barrio Pinazo de Del Viso que duró más de tres horas.

En este contexto, el secretario de Obras Públicas de la Comuna, Guido Bordachar, explicó que la semana pasada mantuvieron una reunión con el Enre y anticipó inversiones de Edenor en el distrito. Además, adelantó que se están analizando las situaciones irregulares en los barrios, para tratar de formalizar el sistema de distribución de energía eléctrica.

 “Generalmente estos grandes cortes ocurren en barrios que se han desarrollado de manera informal, que no tienen medidores o que tienen un medidor comunitario”, dijo el funcionario, entrevistado por el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1 Mhz).

Es por esta razón que, sobre todo cuando hay picos de frío –o de calor, en el verano-, “se rompe el sistema”. “Cuando se estalla una fase, por lo general lo que hacen los vecinos es colgarse de otra, se rompe la segunda, se rompe un transformador y cuando está todo roto la solución es compleja no solo porque hay que cambiar todo el equipamiento, sino porque el que existe en el lugar no está a la altura de la demanda”.

Las razones por las que ocurre esto, según manifestó el titular de Obras Públicas, tienen que ver por un lado con el crecimiento de muchos de los barrios del distrito en los que en la mayoría de los casos hay viviendas electrodependientes. Es decir, la luz “es el único sistema energético que tienen para calefaccionar y para cocinar” llegando a consumir hasta diez veces más que otros domicilios.

En este sentido, Bordachar manifestó que “la solución en esos casos se demora no porque no se ponga atención, sino porque es una situación que es mucho más compleja que la reparación de una rotura común”.

Cambiar un transformador lleva, como mínimo, entre ocho y diez horas y hay que tener en cuenta que “es un transformador que tiene una capacidad limitada que seguramente si vuelven a conectar lo que estaba conectado que hizo estallar el transformador, vuelve a hacer estallar el nuevo”.

“Lo que hay que hacer es cambiar la red de distribución, sumar fases a esa zona, entonces es un trabajo que lleva varios días, no es un trabajo común”, indicó Bordachar.

Inversión

Por esta razón, “lo que se está tratando de articular como Municipio con cada uno de los vecinos es tener un plano tendiente a la formalización de estas situaciones irregulares, que en Pilar se dan por montones”.

“Si tenemos un medidor comunitario, que tenga la capacidad para la cantidad real de vecinos que vive. Si hay muchos colgados de la luz y que están en un sistema informal, poder llevarlos a un sistema formal, ya sea con factura de luz o con medidor prepago, pero eso también tiene complejidades porque ponen un medidor prepago y con el consumo que tienen no lo pueden sostener y se quedan sin luz, entonces son una serie de cuestiones sociales y técnicas que están entrelazadas”, sostuvo el funcionario.

Además de regularizar la situación en aquellos lugares “donde tenemos conflictos casi permanentes”, Bordachar adelantó que Edenor tiene un plan de inversión y que en lo que va del año, a pesar de la pandemia, “se estuvo trabajando”.

Este plan de inversión incluye la instalación de medidores en las casas de vecinos o ingresos a los barrios, pero también, “el otro gran proyecto que se tiene para el distrito es el reemplazo de algunos transformadores que están viejos, que tienen capacidad obsoleta”

En lo que va del año, ya fueron cambiados entre 30 y 40 transformadores lo que, aseguró Bordachar, “muchas veces trae alivio para el barrio”.

“Afortunadamente, los casos que hemos tenido no han sido graves, por lo menos en comparación con otros municipios y con otros años. Si el tiempo acompaña y afloja un poco el frío, no deberíamos tener mayores problemas en lo que resta del año, lo que nos daría tres o cuatro meses habiendo salido de la pandemia para poder llevar adelante el plan que hace falta y encarar el verano”, cerró.

Noticias Relacionadas

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios