CUARENTENA

Fernández: “Del 1º al 17 de julio, salgan solo para comprar provisiones”

El Presidente anunció la nueva cuarentena. Desde el lunes, el transporte solo podrá ser utilizado por personal de actividades esenciales. “Estamos dando esta batalla con buenos resultados”, expresó.
sábado, 27 de junio de 2020 · 08:34

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que el Área Metropolitana de Buenos Aires volverá a una fase estricta del aislamiento social preventivo y obligatorio desde el 1 hasta el 17 de julio para reducir la circulación de coronavirus en el Amba y pidió que en ese período “todos se queden en su casa”.
“Hoy, el 97 por ciento de los casos que se detectan ocurren en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y en los últimos 20 días los casos aumentaron un 147%, y los fallecidos aumentaron un 95 por ciento”, informó el mandatario en un mensaje grabado desde la residencia de Olivos, transmitido esta tarde.
Acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el presidente anunció que , entre otras medidas para la nueva fase, que el transporte público “será limitado exclusivamente a los servicios esenciales, que son 24”.
También habrá nuevas restricciones a las actividades comerciales e industriales.
“Si ustedes entienden que queremos cuidarlos, todo es más fácil”, advirtió y aclaró que todas las medidas se toman “en consenso y coordinación” con la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.
El presidente explicó que el epicentro de los contagios por coronavirus “está en el Amba y otro con menor incidencia en Chaco”, y asumió que “el área metropolitana está contagiando al resto de las áreas del país”, por eso, expresó, es necesario “aislar” a la zona metropolitana del “resto” del territorio nacional.
“Se va a aislar el Amba para reducir la circulación”, anunció el jefe de Estado y afirmó que el transporte público “será limitado exclusivamente a los servicios esenciales, que son 24”.
“Desde el 1 de julio hasta el 17, les pido a todos que se queden en su casa”, expresó y puso el acento en que las personas que viven en el ámbito metropolitano sólo salgan de sus casas para hacer “lo esencial”.

Provincia
Por su parte, el gobernador Axel Kicillof aseguró que el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto ante la pandemia de coronavirus “sirvió para evitar contagios y muertes” y explicó que con la aplicación de medidas más restrictivas en el AMBA se busca “evitar la angustia de tener pérdidas irreparables”.
“Sabemos de la angustia, del cansancio, de las broncas pero lo que vamos a hacer a partir de ahora es precisamente para evitar la angustia que significan las pérdidas irreparables y para salvar vidas”, expresó Kicillof.
El mandatario bonaerense remarcó que los más de 90 días de aislamiento mantenidos hasta aquí “sirvieron, primero, para evitar contagios y muertes. Hoy en Argentina hay 50 mil contagios aproximadamente y mil fallecidos”.
“Si hubiéramos tenido los mismos números que Brasil, o que Chile, aunque las comparaciones sean odiosas, tendríamos entre 250 mil y 600 mil contagios y más de 10 mil muertos. Por eso, todo esto sirvió también para ampliar nuestra capacidad de atención”, precisó el mandatario.
Kicillof detalló que “en la provincia de Buenos Aires, antes de la pandemia, el sistema público tenía 883 camas de terapia intensiva”, y aseguró que “hoy estarían casi agotadas”.
“Pero en estas semanas agregamos, entre lo que hizo el sistema público provincial y nacional en la Provincia, cerca de 1.000 camas. Por eso, el aislamiento sirvió para conseguir los equipos de protección para el personal de seguridad, para los trabajadores y trabajadoras de la salud», ponderó el gobernador.
Agregó que “probablemente los resultados no se vean en los primeros días, los efectos de un aislamiento más fuerte se van a observar en 10, 15 días, no antes y probablemente los contagios sigan avanzando aunque estén surtiendo efecto estas medidas”, enfatizó.
Y advirtió que “por más que vamos a estar controlando más” el cumplimiento de estas medidas “depende de cada uno de nosotros, es ahí donde está la clave”.


54,1%
de las camas de terapia intensiva estaba ocupado en el AMBA al 25 de junio, relevó ayer el presidente Alberto Fernández.
 

Comentarios