LA ECONOMÍA QUE VIENE

Se aprobó por amplia mayoría la ordenanza fiscal 2021

Con 34 votos a favor y 7 en contra, la iniciativa obtuvo luz verde en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. El debate giró en torno a la presión fiscal, la necesidad de desarrollo y el peso de la herencia.
miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 16:51

Por una amplia mayoría y tras un debate que por momentos se volvió ríspido, los concejales y mayores contribuyentes sancionaron este mediodía la ordenanza fiscal 2021, que establece el valor de los tributos para el año que viene, crea dos nuevas tasas, prevé topes generales y genera incentivos fiscales para los sectores más golpeados por la pandemia.

La asamblea duró poco más de dos horas y se desarrolló de manera presencial, al aire libre, bajo la espesa arboleda del predio del Instituto Carlos Pellegrini.

El resultado final fue por 34 votos por la afirmativa, 7 negativos y otros 7 ausentes, uno solo de los cuales presentó excusas que fueron comunicadas en la sesión.

Quienes se manifestaron por la negativa fueron los ediles opositores Analía Leguizamón, Flavio Álvarez, Jésica Bortule, Adrián Maciel, Diego Ranieli, Inés Ricci y Gustavo Trindade.

Herencia

Los concejales del Frente de Todos subrayaron el contexto económico en el que se diseñó el proyecto. Una crisis que no solo adjudicaron a la pandemia de coronavirus sino también a las consecuencias de las políticas económicas del macrismo.

La presidenta del bloque del Frente de Todos, Lourdes Filgueira, lo graficó como “una mochila pesada” en la que puso “el endeudamiento con el FMI, una deuda de 44 mil millones de pesos que no vemos en obras sino que se fue en fuga y especulación”

La concejal rechazó las críticas de los sectores más duros de la oposición que “hablan de tarifazo o de que se pide esfuerzo extremo a las empresas” y pidió a los contribuyentes “que se queden tranquilos, porque este proyecto acompaña al vecino, promueve a las pymes, a los comercios, el trabajo local y el de los jóvenes”.

La edil subrayó la condonación de deudas por la tasa de Servicios Generales para el comercio y las de publicidad y propaganda además de la baja en la alícuota de patentes como el “resultado de un Estado que escucha” a los vecinos. También apuntó al tope en el ex ABL, que está congelada desde marzo, y a que se deja Seguridad e Higiene como está “para acompañar a la industria”.

Respecto a la creación de la tasa para el desarrollo, que se cobrará desde el año que viene a las empresas para financiar infraestructura productiva, Filgueira señaló que “Pilar tiene un potencial enorme con su parque industrial, corredores comerciales, gastronómicos, pero sin un Estado que genere infraestructura y servicios a la altura de ese potencial, no hay desarrollo”.

A la vez, señaló que la tasa Covid, el otro tributo creado desde el año que viene, “es simbólica y sella el compromiso de seguir acompañando a los pilarenses en la pelea y garantizar el acceso  la salud”.

La concejal desechó de plano la acusación opositora de que esa tasa arancela la salud. “En qué cabeza cabe creer que un gobierno que promueve el acceso a la salud, quiere arancelarla”, se preguntó. Por el contrario, definió que la tasa “pone de manifiesto el pacto solidario”.

El derquino Juan Pablo Casquero (FDT) también apuntó a la gestión pasada que, “con el comercio golpeado por baja de las ventas, aumento de tarifas y sin una medida concreta de alivio”, al contrario, “ejecutaron deudas y  mandaron a muchos comerciantes al Veraz quitándoles la posibilidad de financiamiento”.

Críticas

La macrista Analía Leguizamón, a su turno, advirtió que el tope del 35% al aumento en las principales tasas “solo es para la primera cuota” y que según los topes sucesivos del 3,6% por mes, “puede llevar a aumentar 100%” algunos tributos como Servicios Generales.

A la vez, se refirió al “invento de la tasa Covid, pensada para cubrir prestaciones devenidas de la lucha contra la pandemia, cuando este municipio fue beneficiado por la provincia” con aportes directos. También acusó al gobierno de darse “el lujo de poner en plazo fijo 2.318 millones de pesos” este año y de “tercerizar una parte sustancial de la lucha contra el Covid”.

Leguizamón se quejó de la tasa de Desarrollo y dijo que “hay que garantizar liquidez para generar empleo, no imponer nuevos tributos”, al tiempo que advirtió que “esa tasa va a pasar los costos de los bienes y va a generar inflación”.

Maximiliano Voss, del oficialismo, apuntó a la “inteligencia fiscal” como hilo conductor del presupuesto y la tributaria, a la vez que señaló que “la tasa Covid es en definitiva una tasa de salud, muy común en la provincia” y recordó que “Zulma Ortiz, exmistra de salud de Vidal, recorría municipios pidiendo esa tasa porque el sistema de coparticipación no daba abasto”.

Juan Manuel Moraco, uno de los opositores que acompañó con su voto la iniciativa, argumentó que “si se aprobó el presupuesto por amplia mayoría, hay que acompañar” también las tasas que lo financia. Aunque advirtió: “También controlaremos que todos los merenderos reciban herramientas, más allá de que pongan o no un cartel”.

1
6
0%
Satisfacción
20%
Esperanza
60%
Bronca
20%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios