El massismo define si acepta la nueva policía de prevención

Los intendentes del Frente Renovador se reúnen el martes en Malvinas. Buscarían aplazar el funcionamiento de la fuerza local para después de las elecciones del 2015.
 
domingo, 24 de agosto de 2014 · 00:00

Intendentes del Frente Renovador definirán la semana que viene si sus municipios adhieren a la Policía de Prevención Local, la nueva fuerza creada por decreto del gobernador Daniel Scioli.
Será el martes, durante un encuentro del que participará el jefe comunal de Pilar, Humberto Zúccaro, con sus pares de la región. Del otro lado, se sentará el propio Sergio Massa.
La idea es que la decisión se tome en bloque, para evitar contradicciones que puedan ser leídas como internas, en medio de la campaña presidencial del diputado tigrense.
Por eso, una de las apuestas de los municipios massistas sería firmar los convenios ahora, pero estirar la puesta en marcha real de la policía para después de las elecciones del año que viene.
Pilar ya está llevando a cabo negociaciones en ese sentido con el ministerio de Seguridad, que conduce Alejandro Granados. El representante local en esa mesa es el jefe de Gabinete del Municipio, Federico Achával.
Según explicó el funcionario, una de las claves de la negociación está en la capacitación que recibiría la nueva policía.
La intención del Municipio –en consonancia con el resto de los gobernados por el massismo- es que la capacitación dure 12 meses y no 6 como pretende la Provincia. De esa manera, con el tiempo de captación de aspirantes incluido, la nueva policía no saldría a la calle antes del 2016.
Mientras tanto, ya se están buscando diferentes alternativas de espacios en los que podrían dictarse los cursos, en todos los casos, dentro del distrito.

Controles
Achával reveló, además, que la clave del acuerdo está en lograr mecanismos que permitan el control municipal en dos aspectos clave: el desarrollo de los planes de prevención del delito y el trabajo de los uniformados.
Aunque desde la Comuna aseguran que la negociación está avanzada, reconocen que aún quedan algunos aspectos por definir. Entre ellos, los que busca imponer el Municipio como herramientas que le den más poder de control sobre la nueva fuerza.
Es que a partir del decreto provincial, lo que había nacido como una fuerza puramente municipal se convirtió en una nueva pata de la bonaerense, lo que genera cierto recelo de los intendentes.
“Avanzamos en algunos puntos que modifican el convenio original. Uno es asegurar que la Provincia provea de información sobre causas (judiciales) iniciadas y el mapa del delito y que eso permita trabajar en conjunto sobre el plan de seguridad”, detalló Achával.
A la vez, indicó que “hay otros temas por definir, especialmente el control sobre el trabajo de los funcionarios de la policía local”.
Según recordó Achával, más allá de que el jefe de la policía se designará por parte del Ministerio a propuesta de los intendentes, la nueva policía “seguirá siendo una fuerza provincial y nosotros queremos una buena policía”. Y los peronistas saben que los hombres son buenos, pero son mejores si se los controla.
Achával indicó que “hay buena voluntad de la Provincia y del Municipio para buscar puntos de encuentro”, por lo que auguró que el convenio se firmará en no demasiado tiempo, aunque prefirió no arriesgar plazos.
“Entendemos que la seguridad es prioritaria por lo que creemos que habrá acercamiento”, auguró.


Paritaria
Además de la policía municipal, el martes, en Malvinas Argentinas, los intendentes massistas definirán con su jefe político una postura común frente al reclamo de paritarias en los municipios.


“Entendemos que la seguridad es prioritaria por lo que creemos que habrá acercamiento”.

FEDERICO ACHÁVAL

Comentarios