Para los dirigentes locales, el 2015 está a la vuelta de la esquina

 Falta más de un año para las elecciones. Pero la mayoría de los partidos ya piensa en armados electorales. Zúccaro va por otro mandato y tendría internas. Molina aceleró los tiempos para el FPV.
 
domingo, 9 de marzo de 2014 · 00:00

 Apenas iniciado el 2014, último año sin elecciones antes de las presidenciales, la dirigencia política de Pilar ya empezó a definir el escenario del que saldrán los candidatos para disputar la intendencia de Pilar.

La entrada en escena del sciolista José Molina, que comenzó a trabajar en su candidatura a intendente 2015, enfrentando al ahora massista Humberto Zúccaro, parece destinada a acelerar el tiempo de las definiciones. Y aunque el panorama nacional todavía se está conformando, comienzan a dibujarse los espacios políticos dentro de los que surgirán las futuras propuestas.
A un año del inicio del proceso electoral 2015, hay cinco bloques políticos en los que empieza a dividirse el espectro: el Frente para la Victoria, o PJ kirchnerista, con el gobernador Daniel Scioli como primer anotado; el Frente Renovador que claramente impulsa la candidatura de Sergio Massa; el Pro de Mauricio Macri; el Frente Progresista y la UCR, encaminados hacia una trabajosa alianza, y la izquierda, acomodada en FIT.
Cada uno de esos espacios empieza a tener en Pilar uno o varios representantes que deberán primero dirimir sus propias internas para luego salir a captar el voto de la ciudadanía.

Hacia adentro
El espacio del Frente Renovador es oficialismo en Pilar desde que el intendente Humberto Zúccaro decidió saltar con todo y tropa al espacio de Sergio Massa. Pero mucho antes de que eso sucediera, cuando aún dentro del kirchnerismo acababa de asumir su actual mandato, el tercero consecutivo, el jefe comunal anticipó que en el 2015 buscaría una nueva reelección.
Desde entonces, no se movió un tris de su intención, más allá de la opinión en contra de las reelecciones indefinidas que su nuevo líder manifiesta en público.
Pero al parecer, Zúccaro no estará solo en la contienda. Dentro del espacio del Frente Renovador asoma el actual presidente del bloque massista del Senado provincial, Jorge D’Onofrio viene pidiendo pista para competir en internas por la candidatura a la intendencia. Y aunque Massa nunca se pronunció abiertamente sobre el tema, suele reservarle al legislador lugares de alta exposición mediática.
Con menos aparato propio pero con la experiencia acumulada en varias contiendas electorales, el concejal, Gustavo Trindade, también espera la señal de largada para anotarse en la carrera.

Naranjas
El Gobernador Daniel Scioli fue el primero en salir a instalar su candidatura presidencial para 2015 dentro del Frente para la Victoria. Su apuro pintó de naranja los paredones de la Provincia y forzó a sus referentes a anticipar lanzamientos locales. 
Fue el caso de José Molina, que por primera vez se vio en el trance de oficializar sus aspiraciones a la intendencia en contra de Zúccaro, de quien hasta hace poco se mostraba como aliado (casi) incondicional.
El resultado es una ruptura que muchos anticipaban desde hacía años pero que, paradójicamente, otros tantos aún se niegan a darla por definitiva.
Pero así como Scioli no es el único presidenciable del kirchnerismo –el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri y el ministro, Florencio Randazzo se asoman en las gateras- tampoco la candidatura de Molina será monolítica. 
Con más dudas que certezas, algunos sectores ensayan sus propios armados. El concejal Santiago Laurent, que en 2013 aceptó el desafío de llevar a las urnas al kirchnerismo que Zúccaro había dejado huérfano, no descarta ser precandidato, aunque se apresura a enfriar expectativas con el acostumbrado argumento de que falta demasiado para 2015.

Pro
A la hora de plantarse para el 2015, el partido de Mauricio Macri encontró un atajo: el concejal Nicolás Ducoté, que llegó al deliberativo de la mano del denarvaísmo mientras apuesta a la construcción de un espacio vecinalista. De esa forma, el macrismo esquivaría parte del arduo trabajo de reconstruir un partido que se quedó afuera de las generales el año pasado luego de no llegar al 1,5% de los votos en las PASO.
En las últimas semanas, la vicejefa del gobierno porteño, María Eugenia Vidal, que ya camina la Provincia como candidata a gobernadora para 2015, adelantó que su hombre en Pilar es Ducoté. Y aunque no escatimó elogios a la diputada Silvia Majdalani –que pivotea entre Pilar y la Ciudad Autónoma según las circunstancias- sacó a muchos de la carrera sin siquiera haberse abierto la inscripción.


Izquierda
El Frente de Izquierda y los Trabajadores, que viene creciendo elección tras elección, se plantea perforar el techo del 4% en las elecciones del año que viene. Por el momento, sin embargo, el espacio no se desespera por las candidaturas. Al contrario, apuesta a consolidarse en las fábricas de la mano de los conflictos obrero-patronales. 

 
Frente Progresista 
Barajar y dar de nuevo
El Frente Progresista Cívico y Social es el único espacio que aún no muestra al menos un precandidato firma para el 2015.
A nivel nacional, la UCR empieza a ganar lugares en el armado, al punto que muchos hablan ya del espacio como de un “panradicalismo”. 
En ese sentido, dentro de la UCR hay quienes trabajan por la candidatura presidencial de Julio Cobos, como Ricardo “Tutuca” Giménez, pero la mayoría de los dirigentes muestra por ahora una cautela extrema.
Con alguna llegada a la Coalición Cívica que el año pasado le abrió la puerta para participar –y luego ganar- la interna del espacio, Gabriel Lagomarsino es otro de los que trabaja con intenciones de ir por la intendencia.
Como contrapartida, el socialismo que supo conducir Miguel Gamboa, aparece corrido de la escena. Y, como el resto del espacio, tiene mucho por definir antes de llegar al año que viene.


 

Comentarios