Vecinos y policía tratan de acercar posiciones por el cierre de calles

jueves, 19 de septiembre de 2013 · 00:00

Policías y vecinos se reunieron tras la polémica que generó el pedido del barrio La Alborada en el Concejo Deliberante (HCD) para restringir la circulación en varias calles para combatir la inseguridad.

El encuentro tuvo lugar el último martes por la noche luego de que durante la mañana ambas partes expusieron ante el HCD su postura sobre lo sucedido en el barrio.

Uniformados y frentistas se pusieron de acuerdo, pero con algunas variantes en el proyecto que pese a que no será aprobado en el legislativo, los vecinos aseguran que lo llevarán adelante de todas maneras.

La idea es colocar vallas de madera en varias de las calles de ingreso y egreso al barrio en sus cuatro “fronteras”, como una herramienta para que los móviles de seguridad tengan mayor control sobre los rodados que circulan dentro del vecindario.

Si bien en un principio para la policía la idea sería útil, al conocer la propuesta de dejar 70 centímetros entre una valla y otra, ante los ediles dijeron que podría jugarles en contra.

Para los oficiales sería un escape fácil para los motochorros y un obstáculo para los patrulleros.

Durante el encuentro en el barrio, la policía se puso de acuerdo con los vecinos y les pidió que de llevar a cabo el proyecto la distancia sea mucho menor, al punto de obligar a pasar caminando a motociclistas y ciclistas, “para no darle ventajas a los delincuentes”.

 

Negativa

Por otra parte, los vecinos aseguraron que entienden la postura de los concejales, pero que en caso de que vecinos de otros barrios lleguen a solicitar medidas similares, no será por responsabilidad de ellos.

“Si eso pasa será porque ningún estamento del Estado está garantizando la seguridad. Nosotros encontramos ésta como una medida que creemos necesaria para paliar la situación en que vivimos”, remarcaron los vecinos que participaron de la reunión.

Si bien el HCD llevaría a la sesión de hoy el proyecto solo como comunicación y no como ordenanza, los frentistas aseguran tener el visto bueno del intendente Humberto Zúccaro y de varios concejales. 

 

400

Son las propiedades que tiene el barrio La Alborada entre viviendas permanentes, casas de fin de semana y terrenos baldíos.

Comentarios