Comenzó otro juicio a Patti, ahora por encubrir represores

Está acusado de ayudar a dos militares prófugos en el 2003. Era intendente de Escobar y candidato a gobernador. Se presentó en camilla y aceptó declarar ante los jueces.
sábado, 25 de mayo de 2013 · 00:00

El condenado exsubcomisario y exintendente de Escobar, Luis Abelardo Patti, comenzó a ser juzgado ayer acusado de encubrir a dos represores prófugos de la justicia en 2003, en un debate al que asistió en una camilla desde donde declaró y negó los cargos que se le imputan.

“No estamos acostumbrados a esto”, fue la reacción del  presidente del Tribunal Oral Federal 4 Leopoldo Bruglia, al ingresar a la sala de audiencias en el subsuelo de Comodoro Py 2002 y toparse con una camilla en medio del pasillo, donde Patti estaba acostado cubierto por frazadas y asistido por médicos de su prepaga, tras haber sufrido un ACV hace dos años.

Patti llegó así en ambulancia desde la cárcel de Ezeiza,  donde cumple una condena a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad dictada en San Martín en 2011.

Los tres jueces del Tribunal Néstor Costabel, Pablo Bertuzzi y Bruglia dejaron sus asientos en el estrado y caminaron hasta la camilla para ver cara a cara al acusado y presentarse.

El médico acompañante había informado poco antes que el ex subcomisario está “lúcido”, en condiciones de hablar y de comprender, algo que se demostró tras la lectura de la acusación del fiscal, cuando aceptó prestar declaración indagatoria y mismo responder preguntas de Fernando Arrigo.

 

Intendente

Patti está procesado por el encubrimiento de los entonces  prófugos militares Jorge Granada y Jorge Arias Duval, quienes tenían pedido de captura del juzgado federal de Claudio Bonadio, en la causa por secuestros y asesinatos en la contraofensiva montonera en la década del 80.

El 25 de julio de 2003 fue detenido Arias Duval y un día más tarde Granada, este último luego de mantener conversaciones telefónicas con el entonces intendente de Escobar en uso de licencia para abocarse a su candidatura a gobernador bonaerense, Luis Patti.

Una de esas comunicaciones se recibió en la Secretaría  privada de Patti en la Municipalidad de Escobar y fue atendida por la secretaria del entonces jefe comunal y luego derivada a Patti.

“A Arias Duval no lo conozco ni en la actualidad, nunca lo  vi. A Granada lo conozco desde 1965”, refirió Patti.

Un secretario del Tribunal le acercó un micrófono y Patti  continuó: “No sabía que estaba prófugo, siempre usaba la tarjeta de crédito, era vecino de Boggiano, había discutido con él hace poco”, recordó sobre la época de los hechos en referencia a Granada y al ex ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Antonio Boggiano.

“Andaba por su casa, tenía una organización intermedia en Escobar, no estaba escondido”, dijo Patti sobre su amigo.

Patti fue procesado por encubrimiento a raíz de la escucha  telefónica donde habló con Granada horas antes de su detención y porque se comprobó que ayudó con dinero al militar e incluso hizo lo mismo con su esposa y su pequeña hija tras la detención.

“La señora pidió plata para combustible del auto y le di. Él se había portado bien conmigo cuando me separé”, recordó Patti sobre ese episodio en el cual encomendó a su secretaria privada en la Intendencia ir hasta una estación de servicio para entregar el dinero.

El juicio continuará la semana próxima con seis testigos y el abogado de Patti, Rafael O’Gorman, pidió que no sea trasladado para “evitar padecimientos” salvo que sea indispensable hasta el momento del veredicto, en el cual podría ser condenado hasta a seis años de prisión.

 

El dato

Actualmente, Luis Patti purga una condena a prisión perpetua por secuestros, torturas y asesinatos. Le espera, además, otro juicio oral por el crimen de los militantes peronistas  Eduardo Pereyra Rossi y Osvaldo Cambiaso.

Comentarios