Cambian el horario de la sesión por el cacerolazo opositor

Se realizará por la mañana, para que no coincida con la marcha. Lo pidieron concejales opositores. Pero no todos están de acuerdo. Temen que se produzcan incidentes.
miércoles, 17 de abril de 2013 · 00:00

El cacerolazo opositor organizado para mañana ya tuvo su primer efecto político en Pilar: el Concejo Deliberante decidió adelantar la sesión ordinaria –la primera del año- para que su horario no coincida con el de la marcha.

La decisión se tomó ayer, durante la habitual reunión de comisiones de los martes, y tomó a varios por sorpresa, sobre todo a los que querían que la sesión y el cacerolazo convivieran.

El pedido para adelantar el encuentro fue realizado por la mayoría de los ediles opositores, aunque quien lo transmitió al conjunto fue el oficialista Walter Roldán, presidente de la comisión de Hacienda, que estaba reunida en ese momento.

Rápidamente se acordó el cambio de hora. Solo se opusieron los massistas Gustavo Trindade y Noemí Barrio junto al zuccarista Miguel Saric.

Los dos primeros, incluso, ya adelantaron que no podrán estar en la sesión pautada para su nuevo horario de las 10 de la mañana. Ambos adujeron compromisos personales contraídos con anterioridad.

“Nosotros vamos a participar de la marcha, pero no nos parecía correcto correr el horario. Si no, parece que tenemos miedo de quedar expuestos ante la gente y nosotros no tenemos ese miedo”, sostuvo Trindade.

Saric, a su vez, se mostró algo molesto por la decisión de sus pares. “Hace unos días votamos el horario de las sesiones y ya lo estamos cambiando”, se quejó el edil, que hasta amenazó con ir al recinto en el horario original en lugar de hacerlo a la nueva hora de la sesión.

Por el contrario, el peronista disidente Diego Ranieli se mostró de acuerdo con el adelanto de la sesión “para evitar cualquier escándalo que pueda producirse”.

 

Protesta

En Pilar, uno de los epicentros de la marcha de mañana será la plaza 12 de Octubre, justo frente al palacio municipal en cuyo primer piso funciona el salón de sesiones del Concejo.

Por eso, algunos temieron que cierto clima de antipolítica que sobrevuela los cacerolazos se haga presente durante la sesión y provoque algún tipo de riesgo. Incluso opositores que promueven la movilización y tienen pensado participar.

La otra parte de la marcha, seguramente, volverá a realizarse en el Kilómetro 50, donde las anteriores  protestas habían reunido al mayor número de manifestantes.

Son varios ediles los que anticiparon su participación en el cacerolazo de mañana. La macrista Silvana Aguilar fue una de ellas. Anticipó, incluso, la participación de la diputada Silvia Majdalani, referente local del PRO.

También habían anunciado que irían a la plaza la radical Zakhem y el referente socialista Miguel Gamboa. Hasta el zuccarista Saric había anticipado que analizaba volver a marchar, aunque no dijo si lo haría cacerola en mano.

La marcha está convocada para las 19 de mañana y, a diferencia de las anteriores, ésta encontró un hilo unificador de los reclamos en la batería de proyectos presentados por el Gobierno para reformar el Poder Judicial. Una serie de iniciativas en las que la oposición ve un atentado contra la independencia de la Justicia y la división republicana de poderes.

Los antecedentes de la movilización fueron masivos: tanto el 13 de septiembre como el 8 de noviembre del año pasado, miles de personas marcharon golpeando cacerolas. Los organizadores esperan repetir mañana la amplia convocatoria.

 

5.000

personas habían marchado en Pilar en el llamado 8N, en noviembre del 2012. La marcha se repartió entre la plaza 12 de Octubre y el Kilómetro 50.

Comentarios