La reapertura de un boliche con polémica divide al Concejo

Todo estaba encaminado para que Horus volviera a funcionar en Del Viso. Pero el padre de un chico muerto tras una pelea en la puerta encendió el debate. Un tema que enfrenta a los ediles.
sábado, 25 de agosto de 2012 · 00:00

Son tiempos de relativa calma en el Concejo Deliberante. En el horizonte no aparecen temas que dividan aguas o generen esos debates que, de vez en vez, suelen atronar el recinto de sesiones. Sin embargo, en los últimos días, un expediente que podría ser incluido entre los temas de rutina encendió las luces de alerta: es el que promueve el permiso para la reapertura del boliche Horus, en el centro de Del Viso.

Con la oposición primero en duda y ahora mayoritariamente en contra de la reapertura del local de diversión nocturna, el “affaire” Horus asoma como el principal –si no único- punto de discordia en el HCD.

En las últimas horas, la concejal Noemí Barrio presentó un pedido de informes para conocer las sanciones que recibió Horus en los últimos años de su funcionamiento a causa de infracciones a la normativa que regula la actividad.

Barrio integra, desde hace algunos meses, el bloque Unidad Peronista junto a Gustavo Trindade. El edil, ex candidato a intendente, tiene desde hace años como asesor a José Ramírez, cuyo hijo, Luciano, falleció en el 2010 en un accidente ferroviario producido en medio de una pelea en el centro de Del Viso. Tanto él como sus agresores acababan de salir de Horus.

Luciano era menor, acababa de cumplir 17 años. Y la autopsia reveló que había bebido abundante alcohol.

Aunque hasta ahora Ramírez no consiguió que la Justicia citara a los responsables de Horus en el marco de la causa que sigue abierta por la muerte de su hijo, el hombre sostiene que el boliche no es ajeno. De hecho, asegura que los testigos declararon que cuando Luciano pidió ayuda en medio de la pelea ninguno de los encargados de seguridad del local intervino.

 

Informes

José Ramírez estuvo en la última sesión del Concejo. Fue su presencia, con fotos de Luciano, lo que evitó que la mayoría de los ediles aprobara sin más trámite el uso conforme de suelo para el boliche.

El tema volvió a tratarse en la reunión de comisión de esta semana. Ahora, más voces de la oposición empezaron a manifestarse en contra de la apertura del local.

Los concejales Diego Ranieli y Silvana Aguilar ya adelantaron su voto por la negativa, al menos en caso de que el expediente llegara al recinto sin cambios.

Ahora, Barrio presentó un expediente adicional en el que requiere más información antes de seguir adelante con el debate.

Se trata de un pedido de informes que indaga al área de Inspecciones del Ejecutivo municipal acerca de los procedimientos efectuados en Horus entre el 20008 y el 2010 y sus resultados.

También se solicita que el Juzgado de Faltas entregue un listado de las sanciones aplicadas al local por infracciones. Al mismo tiempo, buscan acceder al expediente de la última habilitación concedida al local.

Con las respuestas en la mano, los ediles esperan evaluar si los empresarios –los mismos entonces y ahora- cuentan con antecedentes suficientes para garantizar la seguridad para los concurrentes al local y para los vecinos que lo circundan.

 

El pacto 

Antes de llegar al Concejo Deliberante, los dueños del boliche Horus sellaron un pacto ante entidades de Del Viso. Allí, se comprometen, entre otras cosas, a favorecer la designación de un “conductor responsable” que no beba alcohol; articular acciones con la policía para garantizar la tranquilidad de los alrededores; mantener limpia la vereda tras el cierre del local.

Comentarios