Un sistema que promete ser riguroso

jueves, 7 de junio de 2012 · 00:00

Comenzando por el proveedor del software que será la Universidad Nacional de La Plata el proyecto imitará en casi toda su extensión al de la capital bonaerense.

El estacionamiento podrá habilitarse de las siguientes formas y con las distintas ventajas y desventajas.

• Con el teléfono celular a través de un mensaje de texto. Para utilizar este sistema se deberá realizar una carga previa en los locales habilitados, que aún no fueron designados.

Las ventajas, que comparte con el resto de las posibilidades, es que el automovilista no deberá volver al rodado como ocurre actualmente con las tarjetas, que deben ser colocadas a la vista de los inspectores.

Además, a partir de la segunda hora, sólo pagará el tiempo que esté estacionado, ya que comenzará a fraccionarse la hora y gastará menos crédito.

• A través de la web, ingresando en una página en la que podrá colocar su patente y cantidad de horas que estará estacionado. También deberá tener crédito previo.

• De la misma manera, bajando desde esa página una aplicación para smartphone

• La más tradicional, es la de llegar hasta un local habilitado y pagar las horas que estará estacionado, lo cual, al igual que la opción anterior, tienen como desventaja que deberá abonar por ese tiempo, aunque no lo utilice, ya que con ese modo de pago la hora no se fracciona.

Los controladores tendrán en su poder un mini tablero en el que colocarán la patente de los autos estacionados y el sistema les dirá, si abonó la tarifa.

Una vez que el auto esté detenido, el conductor tendrá un lapso, aun no establecido, para abonar. En caso de que el controlador pase y marque la patente de un rodado que no pagó, el tiempo comienza a correr para el automovilista.

Si a la segunda vez que el agente, pase y digite la patente del auto y siga sin abonar, pasado el tiempo de tolerancia, se le labrará una multa.

El controlador dejará un calco en el rodado infractor, en el que le indica el número de acta y con él, el automovilista tendrá 24 horas para acercarse a un local habilitado y pagar voluntariamente y evitar que se convierta en una multa mayor.

Si bien aún no se estableció el costo, vale tener en cuenta que en La Plata, la pre-multa de pago voluntario, es de 50 pesos.

En tanto, aquellos que no abonen, ni el estacionamiento, ni las multas, el sistema los tendrá rankeados y por la reincidencia de rebeldía, su rodado será acarreado y para liberarlo, deberá pagar todas las multas labradas.

Comentarios