Denuncian en la Justicia a una granja que violó la clausura

Los hizo la OPDS luego de confirmar que la avícola Plumas Blancas no acató la medida. Tiene impedido el ingreso de animales. Los vecinos se quejan por las moscas.
jueves, 14 de junio de 2012 · 00:00

El Organismo Para el Desarrollo Sostenible (OPDS) realizó una denuncia penal al corroborar que la clausura impuesta el 2 de febrero último fue violada por las autoridades de la granja avícola Plumas Blancas.

La Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 2 de Pilar, a cargo de Leonardo Loiterstein, actuó el mismo martes, día en que se efectuó la denuncia y el establecimiento tiene prohibido el ingreso de animales.

Según fuentes de la OPDS, dentro de la granja, que está ubicada en el kilómetro 5 de la ruta 28, hay unos 40 mil pollos.

En tanto, aseguraron que esas aves, pueden ser comercializadas ya que la prohibición es de ingreso y no de egreso.

La denuncia que fue presentada por el Coordinador Ejecutivo de Fiscalización Ambiental del OPDS, Carlos Olivera, señala que el 2 de febrero último realizó la inspección en las instalaciones de Plumas Blancas, observó, entre otras falencias, una altura del guano de hasta 30 centímetros en los galpones de producción.

El mismo documento asegura que desde la firma manifestaron que “había sido retirado por última vez en diciembre de 2011, sin acreditar fehacientemente tal situación”.

 

Moscas

En tanto, la denuncia remarca que “al momento de la recorrida se observaron abundantes focos larvarios, no contando la planta con una playa de compostaje para el manejo del guano adecuadamente impermeabilizada y ubicada en forma separada de los galpones y sitios de almacenamiento en un lugar alto” y reconoce que “observó presencia significativa de moscas durante la recorrida”.

En tanto, Olivera explicó en su declaración: “posteriormente el día 31 de mayo de 2012, personal de fiscalización de este organismo provincial procedió nuevamente a inspeccionar el establecimiento y verificó que se encuentra operando en similares condiciones a las descriptas el 2/02/2012, observándose una altura del guano de 15 centímetros”.

La denuncia penal por la que tomó parte la Justicia Ordinaria hará cumplir la clausura y el impedimento del ingreso de animales. “De esa manera la granja se irá despoblando”, señaló Olivera a El Diario.

En tanto, la Justicia deberá ordenar el control de la policía para que la granja no siga operando como lo hizo hasta ahora, violando las clausuras.

 

Reclamo

Los vecinos de la zona donde está ubicada la granja clausurada llevan 10 años de reclamos porque una invasión de moscas altera su calidad de vida cada vez que llega el calor.

Incluso, para que el reclamo cobrara representatividad, los vecinos se encargaron de recolectar más de 300 firmas para respaldar el pedido formal ante las autoridades gubernamentales municipales y provinciales.

En esa solicitud, los frentistas, que no encontraban solución a la problemática, plantearon la reubicación de la granja fuera de zonas urbanas.

Por su parte, desde el Municipio, explicaron que el establecimiento no cuenta con habilitación desde 2007, por no contar con el uso conforme de suelo. Por lo que la empresa tramitaba su habilitación en un juzgado de San Isidro.

En febrero último, intervino la OPDS, que determinó la clausura “preventiva total”, para que no puedan ingresar animales nuevos y que los responsables del lugar presenten un informe de gestión ambiental con todas las mejoras indicadas.

Pero el informe nunca fue presentado y la clausura ignorada y violada, motivo por el cual el OPDS le dio intervención a la Justicia.

 

Comentarios