A un paso de la renuncia, Ryan desencadena la crisis en la UDESO

Dijo que su paso al costado es "una decisión tomada", aunque recién la formalizaría mañana. Duras críticas hacia sus compañeros de lista. Ranieli debería reemplazarla al tope de la boleta.
domingo, 11 de septiembre de 2011 · 00:00

 

Ryan (der.) prometió explicar los motivos de su decisión en un comunicado.

 

 

 

Tras varios días de silencio, la candidata a la intendencia por Unión para el Desarrollo Social, la denarvaísta Moyra Ryan, confirmó el destino de crisis que le aguarda a su partido. Consultada acerca de su posible renuncia a la lista que competirá en las elecciones generales del 23 de octubre, dijo que su alejamiento es “decisión tomada”, aunque adelantó que “por cuestiones formales” no la hará efectiva hasta mañana.

En caso de que nada haga cambiar de opinión a Ryan en lo que resta del fin de semana, la situación de la lista sería crítica. El actual concejal Diego Ranieli debería resignar su posible reelección para dar una pelea casi sin chances por la intendencia, en tanto que la lista de ediles pasaría a estar encabezada por la radical Claudia Zakhem, secundada por Adrián Maciel.

Ryan había anticipado su posible renuncia a principios de semana y luego se llamó a silencio. Ayer, concedió una entrevista sin pelos en la lengua y con lenguaje poco ortodoxo al programa radial SOS Noticias, de FM Estudio 2, cuyos tramos salientes se reproducen a continuación.

 

- ¿Cuál es hoy la situación?

- Estoy mucho más afianzada en retirarme que en quedarme. No tuve contacto con los compañeros de lista, aunque Diego (Ranieli) hizo intentos de llamarme, pero no hablé con él porque a esta altura ya no tengo nada que hablar con Diego, ni menos con otras personas de la lista. Hablé desde que hice mi aceptación del cargo ante la UDESO, muchas veces manifesté mi malestar por cosas que venían sucediendo y se hizo caso omiso siempre. A esta altura del partido ya está. Varias veces agaché la cabeza y dije “vamos para adelante”. Pero la tolerancia tiene un límite, y el mío llegó.

 

- ¿Hubo algún hecho puntual que llevó su tolerancia al límite?

- Es una serie de hechos que se suceden. Leo los diarios y me encuentro con declaraciones que no se ajustan para nada a lo que viene pasando. Y acá nadie tiene los huevos ni los ovarios suficientes para venir a decir la verdad. Por respeto, no digo lo que realmente tendría que decir. No me interesa crear de esto un programa de chismes barato. Somos políticos -o creemos serlo- y deberíamos actuar como tales.

 

- ¿Hay una cuestión de plata en el medio?

- El tema lo estaba leyendo hoy también en El Diario y, perdónenme la expresión, esta es una pelotudez tan grande como tantas otras que escuché. Cuando acepté mi cargo jamás se me ocurrió pedir plata a unos, a otros o a otras. Vine a la política dejando muchas cosas, además de plata, y no llevándome plata. Mis convicciones no tienen precio y eso es lo que hace irme: no hay plata que pague las angustias que tuve. Yo, mucho o poco, puse la mía, no me la dio nadie. No la pedí ni la necesito. Yo vine a la política por crear un proyecto peronista, no radical ni de ninguna otra naturaleza, donde puse no sólo mi plata -que me gano laburando- sino también mi tiempo y mi salud. Vine para sumar, para crear o para criticar, pero no por plata. Si los demás recibieron o no habrá que preguntárselo a quien recibió y a quien se la dio en tal caso.

 

- También se habló de una reunión suya con José Molina, el titular del Organismo para el Desarrollo Sostenible de la provincia…

- Esa es otra pelotudez más que dicen. Todos los fines de semana suelo desayunar en un lugar público de Pilar donde pasan políticos y no políticos de distintos espacios. Y no porque me encuentre o salude a un político de otro espacio significa que tuve una reunión. Creo no ser tan pelotuda de que si tengo una reunión con alguien que no debería, hacerla en otro lugar. Estoy cansada de las estupideces, porque exceden lo político. Es una cuestión de lógica. Si quiero hablar algo que no quiero que nadie se entere ni me vea no voy a ir al Sheraton. ¿Tengo que salir corriendo cuando pasa una persona de otro espacio? Acá faltan huevos y ovarios y mi enojo tiene nombre y apellido.

 

- ¿Cuáles son?

- No importa, no viene al caso. A buen entendedor pocas palabras.

 

- ¿Qué actitud tuvo la dirigencia provincial o seccional?

- Hablé con personas que no son del distrito y que manejan la campaña. Ellos tienen bastantes problemas en su cúpula como para encargarse de la problemática de Pilar.

 

- ¿Entonces nadie intercede para que usted se quede o se vaya?

- La única respuesta que tuve es “aceptamos lo que decís,  si es indeclinable, está bien. Esto denota el interés que se tiene o no. Esto viene siendo público hace algunas semanas con una palabra que dije y detonó en los medios. Pero antes en el espacio interno local y provincial, más precisamente en Cañitas (el bunker de Francisco De Narváez), lo manifesté desde el principio. Soy clara y frontal, les dije que esto así no funciona y se amparan en “bueno nos equivocamos”. Pero si nos equivocamos en algo tan simple como esto, ¿cómo vamos a ser gobierno algún día?

 

- ¿Es conciente de las consecuencias que tiene su decisión en la lista local?

- Lo más importante son las personas que confiaron en nuestro espacio, más allá de si votaron a De Narváez, a Ryan o a Alfonsín. A ellos les debo todo mi respeto. Por eso la decisión me cuesta mucho más. Respecto a la lista, los problemas que cause, en esta oportunidad, me tienen sin cuidado. Ninguno de ellos tuvo cuidado en mí como dirigente política o como conducción de un espacio. Si se ven afectados o no, me duele en el alma, pero ellos nunca tuvieron resguardo de cuidarme a mí como ser humano y menos como dirigente. Ahora me tiene sin cuidado.

 

 

Carta documento

 

Moyra Ryan adelantó que entre mañana y el martes dará a conocer su renuncia a la lista de la UDESO. Dijo que lo hará a través de un comunicado.

“Esto se está dilatando un poco por cuestiones formales, de cartas documento y otras cosas de la Junta Electoral. Lo consensué con mi familia, militantes amigos, compañeros y gente que me quiere y apoya mi decisión de no dejarme forrear más”, dijo, en su estilo poco apegado a los eufemismos de cortesía.

- ¿Pero entonces la decisión está tomada?

- Si, está tomada la decisión.

Comentarios