Asistencia casi perfecta en reunión maratónica del HCD

En seis comisiones, se debatieron cincuenta y cinco expedientes. Comenzó el debate por las declaraciones juradas de los funcionarios. Mañana, una larga sesión.
miércoles, 31 de agosto de 2011 · 00:00

 

Oficialistas y opositores volverán a verse mañana en una nueva sesión.

 

Una postal desacostumbrada –al menos en los últimos tiempos- fue la que exhibió ayer por la mañana el Concejo Deliberante. Es que en una reunión de características maratónicas, ayer sesionaron seis de las nueve comisiones de trabajo que conforman el cuerpo. Y lo hicieron con asistencia casi perfecta de sus miembros.

Durante la extensa jornada, se trataron unos cincuenta y cinco expedientes, varios de los cuales se incorporaron al orden del día que ya se elabora para la sesión de mañana, otra tenida que ya se anticipa extensa, aunque más por la acumulación de temas pendientes que por la complejidad que presentan.

La escena se dio un día después de que El Diario publicara en su edición de ayer un informe acerca de la poca actividad y numerosas ausencias que se registran en los últimos tiempos en el cuerpo deliberativo.

Desde temprano, se reunieron las comisiones de Obras Públicas, Hacienda, Salud, Cultura, Transporte y Legislación.

La mayoría de los expedientes que se aprobaron y pasaron directamente a la sesión ordinaria de mañana -la primera de las dos que tendrá septiembre- son de carácter rutinario. La mayoría forma parte de trámites para la habilitación de empresas y complejos habitacionales, seguidos por la aceptación de donaciones, declaraciones de interés municipales a eventos y programas de bien público, además de la homologación de convenios entre el Municipio y organismos estatales de la Nación y la Provincia.

Entre estos últimos, se aprobará mañana la incorporación de Pilar a un plan piloto de reciclado de residuos que desarrolla el Organismo para el Desarrollo Sustentable.

 

Declaración jurada

Uno de los temas que podría deparar un debate intenso entre los ediles es el que propone obligar a los funcionarios a presentar su declaración jurada de bienes y la de los miembros de su núcleo familiar.

La iniciativa, presentada por la concejal Marcela Campagnoli, de la Coalición Cívica, se trató ayer por primera vez en la comisión de Legislación del cuerpo, que preside la edil.

Según informó Campagnoli, el proyecto quedó en comisión hasta tanto se consulte al abogado del deliberativo.

La concejal admitió que el proyecto es perfectible y que ella aceptaría que no figure como propio, sino con la autoría de todo el Concejo Deliberante.

La presidenta del bloque oficialista, Liliana Alfaya, por su parte, señaló que la necesidad de consultar con el asesor jurídico es para evacuar algunos vacíos legales que presenta la iniciativa. Por ejemplo, establecer una oficina en la que debería quedar en custodia la documentación.

“El proyecto establece que sea en la Secretaría de Gobierno para el Ejecutivo y en la del Concejo para el legislativo, pero ambos funcionarios también tienen que presentar sus declaraciones. A nivel nacional, ese rol es de la Oficina Anticorrupción”, señaló Alfaya.

Otra duda de la edil –que como médica de organismos oficiales presenta desde hace 15 años sus declaraciones anuales- es el carácter público de la presentación.

“Hay que ver la manera de ser cuidadosos para no exponer a nadie a situaciones que puedan atentar contra su seguridad”, opinó.

Para la edil oficialista, “todo lo que tienda a la transparencia es bienvenido, porque recrea el vínculo con la gente”.

De todos modos, señaló como una “picardía política de no muy buen gusto” el hecho de que Campagnoli haya presentado el proyecto cuando su mandato está a punto de concluir, lo que la eximiría a ella de presentar su propia declaración de bienes.

Según el articulado del proyecto, la obligación de dar a conocer las declaraciones juradas alcanza al intendente, los secretarios, directores, el contador municipal, los jueces de faltas y los inspectores. También a los concejales y al secretario del Concejo. Además, los funcionarios deberán dar a conocer los bienes de su cónyuge y sus hijos.

En el documento deberían incluirse inmuebles y muebles registrables, cuentas bancarias, participaciones en sociedades, entre otros bienes.

También deberá dar a conocer información de sus deudas –incluida la identidad de los acreedores- y el detalle mensual de sus ingresos.

Las declaraciones juradas “son de carácter público y toda persona podrá acceder a tal información mediante un procedimiento simple y gratuito”, señala el texto de la ordenanza. De hecho, la Municipalidad deberá publicarlas en su sitio de Internet.

De todos modos, se establece una serie de restricciones a la publicidad de los datos a fin de proteger la seguridad de los funcionarios y sus familias. Entre otros datos, no podrá ser publicado el nombre del banco en que tuviese depósito de dinero; los números de las cuentas; la ubicación de los bienes inmuebles y la matrícula de los vehículos.

 

Ruta 8

El Concejo Deliberante consensuó ayer un proyecto de resolución mediante el cual el cuerpo le solicita a la Dirección de Vialidad provincial la reparación de la ruta 8 en el tramo que atraviesa el Partido de Pilar, entre los kilómetros 40 y 57.

Comentarios