Sportivo, de punta a punta

El Rojo se impuso 84-58 ante Atlético, en un clásico sin equivalencias. Controló el juego desde el inicio. Novello tuvo su noche con 31 puntos. En el Rancho, Sevegnani se lesionó en la primera jugada.

sábado, 16 de julio de 2011 · 00:00

 

Matías Novello tuvo su gran noche para que el Rojo celebre.

 

Sportivo fue amo y señor de un nuevo clásico. Otra vez los de la Avenida llegaban de capa caída, con una fresca derrota ante Ciudad de Campana como antecedente. Otra vez Atlético, líder del grupo, era favorito y venía aceitado. Pero, una vez más, el Rojo mostró que saca un plus en los clásicos.

Anoche ante unas 350 personas, el local se impuso 84-58 para quedarse con un nuevo clásico, el cuarto consecutivo, y estirar a 10-2 el récord desde el 2008, cuando su rival retornó a la alta competencia.

Los de Fabián Timmis tuvieron una tarea casi perfecta en defensa y aprovecharon las ventajas que Atlético dejó en la pintura para ganar un partido de punta a punta y al que le sobraron al menos 15 minutos.

Matías Novello mostró toda su jerarquía y se despachó con 31 puntos, en su mejor actuación desde que está en Sportivo. Un hecho fortuito, pudo haber desencadenado tanta diferencia. En la primera bola de la noche, Sebastián Sevegnani sufrió un esguince de tobillo y debió salir para ya no volver. El conjunto de Jorge Urquiza perdía a su mejor hombre. A partir de esa circunstancia el juego se desniveló.

Sportivo se proponía ir hasta abajo y aprovechaba el hueco que acababa de dejar Sevegnani. Por su lado el Rancho empezaba a vislumbrar que no sería su noche. Muy errático en ofensiva y encima no acertaba en su principal carta de gol; los envíos de tres.

Fiel a su tradición, Sportivo empezó a forjar su triunfo desde la defensa. Del otro costado se encargaban Novello, el siempre intenso Mariano Piaggio, una par de bombas marca registrada del Chavo Díaz y las clásicas llegadas de Maximiliano Gutiérrez, en duda hasta las últimas horas aquejado por una gripe. Así las cosas se fue el primer cuarto con el local ganando 28-16.

En el segundo, la visita ensayó una reacción. Una triple de Gabriel Cedro (venía 0 de 4) animó al Rancho. Pero el Chacarero era la única opción ofensiva y se fue frustrando.

Lo de Sportivo siguió siendo de una regularidad llamativa para un equipo que tiene en este ítem una de sus carencias.

Jugó concentrado, salvo alguna laguna aprovechada por su rival que llegó a ponerse a 7. Finalmente el tercer cuarto se fue con el Rojo ganando 45-32.

Arrancó frío e impreciso el segundo tiempo. Pero Atlético dejó plasmado que definitivamente no le encontró la vuelta al partido, pese a que cambió de nombres y estrategias. Siguió luchando hasta el final, pero al clásico le sobraron casi 15 minutos.

Sportivo demostró que cuando apela al juego en equipo es cosa seria. Anoche, cuatro de los siete jugadores que utilizó llegaron a los dos dígitos en su cuenta personal. Claro está, con Novello como abanderado.

Se fue otro clásico y más allá del análisis del hincha, hay que decir que una vez más Sportivo ganó (como en la primera rueda) desde la actitud de sus jugadores puesta de manifiesto desde el primer minuto. Pero esta vez, también lo hizo desde lo táctico. El clásico de la ciudad, el más importante que tiene Pilar en cualquier disciplina, volvió a vestirse de rojo.


 

A la B

En declaraciones a La liga Radio, por FM Plaza, el presidente de Sportivo, Yamil Caballero, confirmó que la semana próxima se hará oficial la invitación para que el Rojo juegue en la nueva Liga B (tercer escalón del básquet nacional). Ya está trabajando en la cuestión presupuestaria para delinear el plantel. Arranca a mediados de octubre.

 

Visitas

Jony Treise, el ahora base de Libertad de Sunchales, estuvo anoche viendo a su ex club. Por el lado del Rojo, se vio a una gloria, Polilla Nardini, uno de los mentores del ascenso a la B, hecho del que se están por cumplir 20 años.

Comentarios