Opositores insisten en indagar si empleados cobran sin trabajar

Pidieron que el gobierno informe horarios y tareas de un grupo de trabajadores. Pero el Ejecutivo devolvió el expediente al Concejo. Hoy se decide que comisión debatirá el expediente.
jueves, 26 de mayo de 2011 · 00:00

 

Desanto, Trindade, Campagoli y Barrio motorizaron el pedido de informes.

 

 

Concejales opositores reclaman que el gobierno informe sobre las actividades de una serie de empleados municipales que, aunque figuran en la lista de personal, no está claro qué tipo de tareas desempeñan.

Para eso, presentaron al Departamento Ejecutivo un listado con al menos 15 nombres entre los que figuran empleados contratados bajo distintas modalidades. Y aunque la lista no trascendió a la prensa, El Diario pudo saber que, incluso, figura un funcionario con rango de subsecretario cuya presencia en el Palacio Municipal es una incógnita.

El gobierno prefirió no responder a los ediles por la vía extraoficial que habían elegido. En cambio, devolvió el expediente al cuerpo deliberativo –donde el oficialismo tiene mayoría- para sea éste el que decida si presenta el reclamo formalmente a través de un pedido de informes que debería votarse en el recinto, o bien lo manda directamente al archivo. Hoy se definirá qué comisión tendrá la responsabilidad de debatir el tema.

El listado fue presentado hace poco más de una semana ante el Ejecutivo Municipal. Lleva la firma de los concejales Gustavo Trindade y Sixto Desanto (Peronismo Federal), Noemí Barrio (Tres Banderas Peronistas) y Marcela Campagnoli (Coalición Cívica). Los cuatro ediles habían comenzado a trabajar el tema de forma conjunta a mediados de abril, en oportunidad del debate por la rendición de cuentas municipal.

En un primer momento, el grupo estaba integrado también por la concejal Silvana Aguilar (Bloque Político y Sindical), pero finalmente la edil desistió de seguir trabajando en conjunto por motivos que no se hicieron públicos.

 

Silencio

Cuando los ediles opositores tuvieron en sus manos la rendición de cuentas del 2010, descubrieron con sorpresa la existencia de un anexo inesperado: el listado completo del personal municipal, con rangos incluidos.

Esa información había sido requerida año tras año al Ejecutivo que, invariablemente, rechazaba entregarla a los ediles. Esta vez, la sorpresa llegó sin que hiciera falta solicitarla.

A poco de estudiar el listado, los ediles empezaron a notar que incluía nombres de personas a las que hasta ese momento no se identificaban como empleados municipales.

Un vocero del grupo de concejales que impulsa el reclamo confirmaró que, a priori, la lista superaba los 30 nombres. Pero al momento de presentarla ante el Ejecutivo, se redujo a la mitad.

“La idea era buscar la primera respuesta y después seguir profundizando el pedido”, explicó a El Diario la misma fuente.

Por eso, el pedido fue presentado en silencio, sin estridencias públicas que lo inmiscuyeran en la pelea entre opositores y oficialistas en los prolegómenos del año electoral.

Sin embargo, en los últimos días trascendió no sólo la presentación del pedido por parte de los ediles, sino también la falta de respuesta del Ejecutivo.

Hoy se definirá qué comisión será la que deba analizar el expediente. Una de las opciones naturales es la de Interpretación Legislación y Reglamento, que conduce Campagnoli, una de las firmantes del reclamo. Otra es la de Hacienda, presidida por el zuccarista Walter Roldán

Como sea, a partir de ahora, el debate y sus resultados serán públicos.

 

 

Números
De acuerdo al listado de personal difundido por el Municipio, la comuna contó durante el 2010 con 3.521 empleados. Los ediles opositores, en tanto, pretenden saber qué tareas cumplen unos 15 de ellos sobre los que recae la sospecha de cobrar sin trabajar o bien de haber sido contratados a través de modalidades indebidas.

 

 

Amenazaron con movilizarse
Los gremios rechazan que se investigue

 

Los dos gremios que agrupan a los empleados de la comuna, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), se manifestaron abiertamente en contra de una investigación que determine si hay ñoquis dentro de la plantilla municipal.

A fines de abril, cuando la investigación estaba en ciernes, las organizaciones sindicales conducidas por Oscar Molina (STM) y Oscar Radaelli (ATE) salieron a expresar su oposición a que el tema se discuta en público.

De los dos, ATE fue el más duro, ya que no sólo expresó el parecer del gremio ante la situación sino que también declaró el estado de asamblea permanente y anunció la intención de movilizarse a la sede del Concejo “en caso de continuarse avasallando a los compañeros”.

Hasta el momento, la amenaza no se cumplió, aunque no queda claro qué sucederá ante la reactivación de la polémica.

El STM, en tanto, pidió “no colocar a los compañeros en el lugar de rehenes políticos”.

El comunicado que en su momento había difundido ATE apuntaba directamente a los concejales: “entendemos que deben cumplir su función de contralor del Municipio (para eso perciben 4 y medio salarios básicos), pero ello no implica poner en peligro la estabilidad laboral de nuestros compañeros trabajadores”.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Pilar, a su vez, indicó que a partir de la investigación, los trabajadores “han entrado en un estado de intranquilidad por miedo a perder la única fuente de trabajo que hoy les posibilita llevar el pan a sus hogares”.

Así, subrayan que los ediles “deberían haber llevado sus ‘dudas’ mediante los medios correspondientes pero no ante la prensa”.

“Comprendemos que estamos en un año electoral pero les exigimos que dejen afuera de cualquier contienda política a nuestros compañeros trabajadores”, señaló el sindicato.

Comentarios