Se vence la licencia de Carmen Zúccaro, pero no vuelve

La primera dama renovará su permiso en el Concejo. La había pedido en abril por problemas de salud. El dirigente camionero Oscar Larramendi seguirá ocupando su banca.
jueves, 17 de junio de 2010 · 00:00

 

Carmen Zúccaro seguirá al frente de la cartera educativa del gobierno.

 

La primera dama y secretaria de Educación municipal, Carmen Rodríguez de Zúccaro, comenzó a confirmar lo que propios y extraños sospechaban desde hacía tiempo: que la licencia a su banca de concejal se parecía más bien a un alejamiento definitivo.

Esta tarde, cuando el Concejo Deliberante vuelva a reunirse en sesión ordinaria, los ediles votarán la renovación del permiso que la malograda edil había solicitado en abril y que estaba a punto de vencer.

El que reemplaza a Carmen Zúccaro en su banca de concejal es el líder de la CGT local, Oscar Larramendi, que con la extensión de licencia de la primera dama se ganará otros dos meses como concejal.

De todos modos, no tiene asegurado aún el mandato completo, una situación que parece a pedir de Humberto Zúccaro, sabedor de que la lealtad del camionero no es con el palacio comunal sino con Hugo y Pablo Moyano.

La esposa del jefe comunal había asumido como edil el 10 de diciembre pasado, tras encabezar la lista de candidatos del oficialismo en las elecciones de junio del 2009. Pero no llegó a participar de la sesión de ayer, la primera ordinaria del año. 

Según se explicó oficialmente ya en abril, la primera dama pidió su licencia por cuestiones de salud. Pero la suya fue, en realidad, la crónica de una salida anunciada con la que ya especulaba desde el mismo momento en que aceptó la candidatura a regañadientes para sacarle a su marido la obligación impuesta por el kirchnerismo de ser candidato testimonial.

Sin embargo, ni ella misma nunca desmintió las versiones que ya en ese momento hablaban de una salida anticipada para volver a ocuparse de lleno de la Secretaría de Educación, Cultura e Integración, cuya titularidad, en rigor, nunca abandonó del todo.

 

Interna

La llegada de Larramendi al Concejo, a su vez, se dio en el marco de una siempre caliente interna sindical entre el grupo que lidera el camionero y los gremios anti kirchneristas que, hasta ese momento, venían ganando la pulseada por la mayor tajada de poder dentro del estado municipal.

Ya la propia designación de Larramendi como candidato había generado ruido entre algunas entidades, que tenían otros candidatos para proponerle a Zúccaro. Pero pudo más el encuadramiento común y esa pelea no llegó a mayores.

Distinta fue la situación generada por el gobierno con la creación de la Dirección Gremial, un ámbito que los sindicatos reclamaban dentro gabinete y que Zúccaro entregó a los gremios opositores conducidos por Gustavo “Canario” González.

La asunción de Larramendi puso algo de equilibrio en la disputa. Pero ahora, la balanza vuelve a parecer inclinada hacia los gremios K. Es que mientras el camionero se va consolidando en la banca, la mentada Dirección Gremial aún no funciona por falta de fondos del Municipio.

 

 

Insisten con una excepción 

El bloque oficialista del Concejo Deliberante intentará aprobar esta tarde una excepción al código de zonificación que permita el funcionamiento de una fábrica metalúrgica en Del Viso.

El expediente ya había sido tratado hace 15 días en la última sesión del Concejo, pero volvió a comisión luego que el opositor Gustavo Trindade pidiera ver el estudio de impacto ambiental de la firma, documento imprescindible para darle el permiso solicitado.

Pero en aquella reunión, los ediles del oficialismo no encontraron el informe solicitado. Ahora, en la comisión de Obras Públicas, volvió a obtener la aprobación de la mayoría.

Comentarios