Fue víctima de una estafa virtual y el banco Supervielle le reclama más de medio millón de pesos

La mujer, de 26 años, cayó en un engaño y otorgó las claves de acceso a su Home Banking. Desde allí, solicitaron un préstamo cuyo montó se quintuplicó por los intereses. La Justicia no da respuestas.
jueves, 3 de febrero de 2022 · 13:56

Una desafortunada situación familiar llevó a que Berónica Britez, de 26 años, a ser víctima de una estafa virtual por la que hoy acumula una deuda superior al medio millón de pesos con el banco Supervielle. Mientras el número sigue acrecentándose, espera respuestas por parte de la Justicia. 

En marzo de 2020, apenas iniciada la pandemia, la suegra de la damnificada se quedó sin trabajo. Meses después, el 26 de junio de ese año, un llamado por parte de supuestos empleados de ANSES encendió una luz de esperanza: le comunicaban que había sido beneficiada con el Ingreso Familia de Emergencia (IFE) y que debería facilitarles una cuenta bancaria para realizar el depósito. 

Fue así como la mujer acudió a Berónica, que trabaja como empleada administrativa en el Instituto Verbo Divino y que actualmente vive en el Partido de Moreno que de inmediato se dirigió a un cajero para seguir las instrucciones del otro lado del teléfono. 

Entre idas y vueltas, llamadas e indicaciones, la mujer terminó por otorgarles las claves de ingreso a su Home Banking a los estafadores, que casi en simultáneo solicitaron un préstamo de 112 mil pesos al banco. Sorpresivamente, el otorgamiento fue inmediato y de ahí el dinero fue derivado a otra cuenta radicada en el banco Provincia, a nombre de una mujer que presuntamente también fue engañada. En el derrotero de transferencias bancarias se comprobó que la plata llegó hasta Córdoba. 

"Me llama mucho la atención que la acreditación del préstamo fue automática, con la cantidad de requisitos que te piden", afirmó Berónica en diálogo con El Diario. "Nunca me llegó un mail, nunca me llamaron para controlar si era yo la que lo estaba pidiendo", cuestionó. 

Pese a los intentos por demostrar que había sido víctima de una estafa, la entidad bancaria no dio lugar a su reclamo. Hasta la última vez que pudo acceder al monto de la deuda, la misma ascendía a medio millón de pesos. Aunque el número sigue creciendo.

Si bien la abogada de la damnificada presentó una medida cautelar para que el banco congele la deuda, la Justicia todavía no dio lugar al pedido. "Ahora aparezco en el veraz", se lamentó la mujer. 

La denuncia fue radicada en sede policial y también en la Fiscalía Nº7 de Moreno. Sin embargo, a un año y medio de la estafa y pese a las pruebas aportadas, la causa no muestra avances. 

 

 

2
1
7%
Satisfacción
14%
Esperanza
71%
Bronca
7%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

4/2/2022 | 10:04
#1
Los Bancos NUNCA tienen vulnerado su sistema de seguridad, lo digo con muchísimo conocimiento de causa, cuando hay un hackeo..... lamentablemente es por alguna mala acción del damnificado: brindar las claves ante un llamado telefónico, participar en actividades de dudosa procedencia en internet (como sorteos), utilizar redes wifi públicas. Hay varios puntos que es conveniente seguir para ayudar a qué este tipo de situaciones no pasen: no prestar nuestro teléfono, no dejar abiertas páginas de acceso al Banco en la computadora, usar claves de identificación que no sean fácilmente identificables, no acceder a la página del Banco con el que trabajamos desde el teléfono...solo por nombrar algunas. NUESTROS DATOS PERSONALES (D.N.I, dirección, n° de teléfono, claves) SON INFORMACIÓN CONFIDENCIAL POR LO TANTO NO DEBEMOS BRINDARLOS EN CUALQUIER SITUACIÓN NI A CUALQUIER PERSONA.
3/2/2022 | 20:53
#0
En primer medida, si la damnificada trabaja de administrativa tendría que saber que a nadie se le pasa as claves del banco. en segunda, hace años ya que los bancos, dependiendo del sueldo o la capacidad crediticia de cada uno, da créditos con un solo click ya que no esperan que el cliente de los datos. cuando a uno le roban, no se puede pretender que le devuelvan lo que le sacaron. lamentablemente tendra que pagar y aprender la leccion.