Sigue el misterio

Pilarense asesinado en Luján: creen que fue engañado a través de las redes

Marcelo Longhi vivía en el distrito y apareció muerto en su camioneta. Su hermano dijo que en la previa se había contactado con los supuestos vendedores de unos novillos. “Lo destruyeron y destruyeron a una familia”, expresó.
sábado, 15 de enero de 2022 · 11:37

Continúa la investigación para determinar quiénes fueron los autores del crimen de Marcelo Longhi, vecino de Pilar que este jueves fue hallado sin vida dentro de su camioneta, detenida en la banquina de una ruta cercana a Luján. La víctima tenía el cuello fracturado y un golpe en el rostro.

En las últimas horas, su hermano Fabián habló con los medios y aseguró que los “destruyeron”, porque tenían “una familia hermosa”, y que no entienden qué sucedió.

“No entendemos que pasó, lo único que sabemos es que se contactó por una red social con unas personas y que seguramente estas personas lo emboscaron, lo golpearon y lo destruyeron, me destruyeron a mí, destruyeron a un club, destruyeron a una familia”, afirmó Fabián.

No obstante, si bien los investigadores deslizaron que se siguen tres o cuatro hipótesis, el hermano de la víctima comentó que tenía planeado concretar una transacción a raíz de una publicación vista en redes sociales: la compra de tres novillos para el Club Vicente López, del que Marcelo Longhi era presidente.

En cuanto a las personas con las que su hermano se iba a encontrar, Fabián dijo que este “no los conocía”, que Marcelo y un socio “juntaron un dinero e iban a comprar tres novillos, eran baratos”.

En ese sentido, agregó que su hermano “era un busca” y “confiado” en la gente de campo, motivo por el que fue solo, “porque cuando iban al campo con el socio se dividían las tareas”.

Y agregó: “Eran tres novillos de mierda que mi hermano los había visto de oferta en internet”.

Cronología

Lo cierto es que, luego de haber salido este miércoles de su casa del barrio privado Los Boulevares, en Manuel Alberti, Longhi cargó 5 mil pesos de nafta en una estación de servicio del distrito y partió con rumbo a la zona de Luján y Las Heras.

Luego no se supo más nada de su paradero, hasta que el jueves este exjugador de rugby (que además arrendaba un campo en Tomás Jofré) fue hallado asesinado, con un golpe en el rostro y el cuello quebrado, dentro de su camioneta.

De acuerdo con la autopsia realizada por médicos forenses de la morgue de Chivilcoy, Longhi murió a causa de una maniobra que le provocó la quebradura del cuello. No presentaba heridas de arma de fuego ni de arma blanca.

Además, los forenses establecieron que la víctima tenía un golpe en el rostro producido probablemente por un puño y que la data de muerte sería entre las 14 y las 16 del miércoles.

Debido a la causa de muerte, sumado a la contextura física de la víctima (robusto y de 1,90m de estatura), se estima que fueron al menos dos las personas que cometieron el crimen.

En tanto, en proximidades del puente del arroyo La Choza, a un kilómetro del lugar del hallazgo de la camioneta, se hallaron huellas de arrastre.

Por ese motivo, se sospecha que Longhi pudo haber sido víctima de un ataque en ese sitio y su cuerpo arrastrado hasta la caja de la camioneta que, luego, fue trasladada un kilómetro hasta el lugar del hallazgo.

En ese sentido, el abogado Alejandro Broitman dijo a la prensa que los investigadores “mandaron a peritar dos veces la camioneta, porque consideran que hubo un tercero que manejó hasta ahí para dejarlo en un lugar muy poco transitado y semiescondido”.

2
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
66%
Tristeza
33%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios