Estaba en Moreno

Cayó uno de los prófugos por el crimen de un comerciante

Carlos Moriggia fue asesinado en 2019 en su leñera de ruta 8. La policía detuvo a un empleado del lugar, señalado como entregador. Aún se busca al autor material.
miércoles, 27 de mayo de 2020 · 10:26

A poco más de un año del crimen del comerciante Carlos Moriggia, la policía detuvo a uno de los sospechosos que aún estaban prófugos de la justicia: se trata de Carlos Raúl Viscarra, empleado del local y sindicado como el entregador y actor intelectual.

La detención de Viscarra se produjo esta madrugada, en una vivienda del Partido de Moreno ubicada en la calle Paraguay al 2300. Hasta allí llegaron efectivos de la comisaría 6º de Villa Rosa, concretando el operativo en forma exitosa.

El trágico hecho ocurrió el 20 de abril de 2019, en un predio de venta de leña y carbón ubicado en ruta 8 y French. Allí, minutos después de las 13 llegó un delincuente armado, con la intención de perpetrar un asalto luego de reducir a los empleados. Los investigadores señalaron que Moriggia comenzó a forcejear con el ladrón y fue herido de un disparo.

Luego del ataque, el delincuente huyó en un Chevrolet Corsa, mientras que el comerciante falleció en el Hospital Sanguinetti pasadas las 22.

Por el crimen aún queda un prófugo: nada menos que el autor material, Ángel Fernando Maraboto. En cambio, su padre fue detenido a las pocas horas del hecho, acusado de integrar la misma banda. Se trata de Ángel Marabotto Duarte, de 43 años, quien para los investigadores fue quien condujo el Chevrolet Corsa verde utilizado para cometer el robo en la leñera.

En cuanto a la víctima, Carlos Moriggia es un conocido vecino y comerciante del centro de Pilar. Además, al momento del crimen su hija Carla era concejal de Cambiemos.

“Ese día, Ángel Fernando Maraboto, después de recibir un dato que el entregador Carlos Raúl Viscarra le facilitó, entraba a la leñera que mi papá fundó con mucho sacrificio y le pegaba un tiro en el pecho en un intento de robo”, recordó la joven el mes pasado en una carta abierta, al cumplirse un año del hecho.

Desde aquel 20 de abril, comenzó la pesadilla para la familia: esa misma noche recibieron una carta anónima con amenazas, y hasta debieron mudarse.

 

Galería de fotos

80%
Satisfacción
20%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios