EN 2013 DENUNCIÓ FIESTAS CLANDESTINAS

Condenan a dos años de prisión a la mujer policía que amenazó a Eiriz

La pena es en suspenso contra la agente que intimidó al vecino de La Lonja, que después fue asesinado. La familia quedó disconforme con el fallo y ahora espera que avance la causa por homicidio.
jueves, 27 de febrero de 2020 · 00:00

La Justicia Correccional de San Isidro condenó ayer a dos años de prisión en suspenso a una oficial de la Policía Federal por amenazar a Gabriel Eiriz que en 2013 había denunciado la existencia de fiestas clandestinas en la localidad de La Lonja, y que fue asesinado a balazos días después.
Fuentes judiciales informaron que la condena fue impuesta por la jueza Correccional 5, Andrea Pagliani, a la policía Fernanda Pérez Argüello, quien amenazó mediante mensajes de texto telefónicos a Eiriz, que, 25 días después, fue asesinado, en un hecho aún no esclarecido.
Las fuentes indicaron que la acusada no se presentó a la lectura de la sentencia y que solo fue su abogado, quien se notificó de la pena, de cumplimiento en suspenso.
En su alegato, la fiscal de San Isidro, Carolina Carballido, había solicitado para la policía una condena de cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo, mientras que la defensa reclamó la absolución por prescripción de la causa o, subsidiariamente, una pena mínima por el delito de amenazas.
“Estamos muy disconformes con la decisión de la jueza Pagliani, quien además no quiso que entremos a la sala y nos cerró el camino a las dos cuadras. Estuvo todo vallado y la policía nos agredió para que no avancemos. Todo un desastre. Ni Pérez Argüello estuvo porque ella ya sabía lo que lo iban dar de pena”, manifestó Gisel Eiriz, hermana de la víctima.
“Ahora vamos a buscar que los responsables del homicidio de mi hermano sean detenidos y que la causa se reactive. Creo que no la sacamos tan mal porque se logró que la justicia se acuerde de Eiriz. También vamos a pedir que Argüello la expulsen de la fuerza porque tuvo algo de participación en un hecho delictivo y eso no puede pasar”, agregó la mujer.
Según la acusación, a la que tuvo acceso Télam, el 13 de septiembre de 2013 la mujer policía amenazó en reiteradas oportunidades a Eiriz porque éste había llamado varias veces a la dueña de una casa vecina para reclamar por las fiestas clandestinas que allí se realizaban.
De la pesquisa surgió que la propietaria de esa casa se la alquilaba a un hombre (encargado de las fiestas), a quien también Eiriz había intentado contactar. En el marco de los reclamos, apareció en escena la policía Pérez Argüello, prima de la propietaria de la casa señalada, quien lo amenazó para que dejara de hacer denuncias.
“Enfermo de mierda. Dejá de romperle las pelotas a mi prima porque vamos a ir a tu casa”; “no te olvides que trabajo en un juzgado. Que sé dónde vivís. Va a terminal mal”, fueron algunas de las amenazas enviadas desde el celular de la policía al de Eiriz entre las 16.24 y 16.45 del 13 de septiembre de 2013, según consta el expediente.
A los 25 días de esas amenazas, el 8 de octubre de 2013, Eiriz fue asesinado en el patio de su casa del barrio Los Tilos, de La Lonja, sin que hasta el momento se haya identificado a él o los autores del crimen. 


“Ahora vamos a buscar que los responsables del homicidio de mi hermano sean detenidos y que la causa se reactive”. GISEL EIRIZ. 


TEMOR DE LOS FAMILIARES DE LA VÍCTIMA 
“Esa mujer es una desquiciada y violenta”
Disconforme y con mucha amargura, Gustavo Eiriz, hermano de la víctima diálogo con FM Plaza 92.1. Recordó que Pérez Argüello continúa trabajando y fue transferida a la Policía de la Ciudad.
“Hoy la pueden ir a buscar a la (Comisaría) 35ª. Tiene un arma en la cintura y puede apelar este fallo para que le bajen la condena, nosotros no, esto es lo máximo que podemos esperar”, expresó.
Y añadió: “Es una hija de puta (sic). La estamos escrachando en todos los lugares que podemos porque esa mujer me puede venir a esperar a la puerta de mi casa con un arma en la cintura porque es una desquiciada, además de violenta y delincuente”.
Gustavo explicó: “No queríamos dejar pasar esto porque prescribía el 3 de marzo y esta mujer iba a seguir por la vida sin un antecedente, iba a seguir siendo policía y si no prescribió fue porque le dimos visibilidad, porque nos manifestamos y porque los medios locales nos dieron cabida para que tenga repercusión, y por eso llegamos a esta condena que no nos conforma”. 

14

Comentarios