LA AMBULANCIA TARDÓ CASI DOS HORAS

Otra vez las patotas: brutal ataque contra dos adolescentes en Zelaya

Ocurrió en la madrugada del domingo. Uno de ellos, de 15 años, terminó en el hospital. Los vecinos volvieron a manifestarse en el destacamento policial con críticas a la labor de los uniformados.

Otra vez las patotas: brutal ataque contra dos adolescentes en Zelaya

PROTESTA. Vecinos volvieron al destacamento a pedir explicaciones.

La violencia nocturna no se detiene. Apenas una semana después de la muerte de dos adolescentes de Del Viso (atropellados por el tren mientras escapaban de un ataque grupal), dos jóvenes fueron brutalmente golpeados por una patota en Zelaya. Incluso, uno de ellos –de 15 años- terminó internado.
A su vez, por la tarde vecinos autoconvocados acudieron al destacamento de la localidad para -una vez más- reclamar por mayor seguridad, algo que se ha hecho una constante en los últimos meses.
Los hechos ocurrieron este domingo cerca las 6 de la mañana, en la Plaza 17 de Octubre y las vías del ferrocarril. “Dos adolescentes iban acompañar a sus amigas a sus casas luego de festejar un cumpleaños por el pueblo. Unos diez jóvenes, de la localidad de Villa Rosa, agredieron brutalmente a los dos jóvenes de Zelaya”, se indicó desde el perfil Vecinos de Zelaya Unidos.
Efectivamente, el parte oficial confirmó que las víctimas habían formado parte de una fiesta convocada a través de las redes sociales, en una casa ubicada en la calle Illescas al 1100. Hasta allí llegaron jóvenes de diversas localidades aledañas, como Villa Rosa y Matheu.

Atacados
En diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), Roxana Valladares, tía de una de las víctimas, comentó que “los problemas empezaron cerca de las 3.30.Vecinos llamaron al 911 pero la policía no les hizo caso”.
Eran cerca de las 6 cuando tres adolescentes acompañaron a una amiga hasta su casa. Sin embargo, en el camino se cruzaron con un grupo de unas doce personas. “Cuando se dieron cuenta de que los querían agredir, mi sobrino intentó correr pero lo tiraron al suelo. Entre cinco le pateaban y pisaban la cabeza”.
Otro de los jóvenes también fue golpeado (también le robaron el celular), y el tercer amigo sí logró escapar para pedir ayuda. “Cuando otros chicos volvieron a socorrerlo, lo encontrar tirado en el piso, medio desmayado. Justo pasó un patrullero y lo pararon, pero la policía les tomó los nombres y se fueron”.
Minutos más tarde, la madre del agredido –ya enterada de lo sucedido- pidió ayuda en la sala de la localidad, “pero la ambulancia tardó dos horas. Parecía que estaban esperando que se muriera…”. Fueron sus amigos los que, como pudieron, lo llevaron en andas a la sala.
Finalmente, el menor fue trasladado al Hospital Sanguinetti, donde fue dado de alta por la tarde tras la realización de una tomografía. Roxana afirmó que “tenemos que seguir esperando cómo evolucionan las lastimaduras, cinco chicos le golpearon en la cabeza. Imagínense los golpes que recibió”.
En el hecho interviene la UFI Nº4, encabezada por Germán Camafreitas. En tanto, que este domingo fueron detenidos tres jóvenes, dos de ellos menores (fueron liberados al poco tiempo). El restante tiene 19 años y en su mochila se encontró el celular robado, junto a un cuchillo y un destornillador. Para ese entonces, un grupo de vecinos ya se había reunido en el destacamento para volver a pedir seguridad en Zelaya, un pueblo que quiere recuperar la tranquilidad. 

“Mi sobrino intentó correr pero lo tiraron al suelo. Entre cinco le pateaban y pisaban la cabeza”. ROXANA VALLADARES.

5
7
Comentarios Libres