Ya se había advertido a la policía

Delincuentes aprovechan acto escolar para robar vehículos estacionados

Utilizando inhibidores de alarma abrieron al menos cuatro autos y se llevaron pertenencias. Ocurrió en adyacencias del Instituto Madre del Divino Pastor. Ya había pasado semanas atrás.

Delincuentes aprovechan acto escolar para robar vehículos estacionados

Cuando el dueño del vehículo desciende y activa la alarma desde el control remoto, esta emite el sonido. Sin embargo, la alarma no queda activada ya que los ladrones inhiben la señal con el Handy, desde el auto en el que se encuentran.

Al menos cuatro vehículos fueron abiertos por delincuentes con inhibidores de alarma en cercanías al Instituto Madre del Divino Pastor, mientras se desarrollaba un acto escolar.
El hecho ocurrió el jueves cuando ladrones que todavía no pudieron ser identificados, abrieron cuatro rodados que estaban estacionados en Ana Mogas y Tratado del Pilar, mientras en el Instituto Madre del Divino Pastor se desplegaba un acto de fin de curso.
En diálogo con El Diario, Juan Carlos Cassette, abogado y consejero del Colegio de Abogados de San Isidro (CASI) que meses atrás se encargó de exigir mayor seguridad ante hechos similares ocurridos entre la ruta 25 y Guido, explicó que a partir de estos últimos hechos volvió a comunicarse con la Jefatura Distrital, desde donde se comprometieron a tomar cartas en el asunto.
“Distintos abogados fueron víctimas de hurtos mediante el uso de inhibidores de alarmas por lo que iniciamos un requerimiento ante la policía pidiendo mayor seguridad en la zona donde están los Tribunales de Familia”, explicó.
En ese momento, Cassette pidió la colocación de cámaras de seguridad, solicitud a la que nunca se le dio lugar aunque sí, de acuerdo a lo que reconoció, “reforzaron la seguridad y los ilícitos mermaron”.
Sin embargo, el jueves, durante un acto escolar en el Instituto Madre del Divino Pastor (Avenida Tratado del Pilar 250), al menos cuatro familias fueron víctimas de ladrones que utilizaron el mismo modus operandi.
Los vehículos de los damnificados estaban estacionados sobre la calle Ana Mogas pero, según informó la policía, consta solo una denuncia. En este sentido, Cassette, que habló con personal de la Comisaría 1ª y de la Jefatura Distrital, contó: “Dicen que los hechos nos los tienen registrados, y solo una damnificada fue a hacer la denuncia. Me insistieron en que la gente denuncie los hechos”.
Y añadió: “Volvimos a delinear bien los lugares que necesitan un refuerzo de la seguridad, sobre todo el colegio de hermanas y hasta Guido, eso es lo que estuve gestionando hasta ahora”.
Unos meses atrás, y ante la denuncia radicada por abogados de la zona que sufrieron este tipo de robos, cayó una banda integrada por delincuentes colombianos que se dedicaba a robar autos abriéndolos con inhibidores de alarmas.
Además de este nuevo caso, en las últimas semanas también se registraron robos con inhibidores en el estacionamiento del Hospital Austral; del mayorista Diarco en el kilómetro 48 de Panamericana y en la playa de estacionamiento de la estación de servicios de Panamericana y Ruta 25. 

Delito de “moda”
Los inhibidores de alarmas pueden conseguirse en Internet por apenas $2.000 y sirven para bloquear el cierre automático de vehículos, lo que evita que funcione el seguro de las puertas cuando el conductor se aleja.
De esta manera, los delincuentes aprovechan para abrir las puertas y robar lo que hay en el interior del habitáculo. La mejor forma de evitarlos es comprobar que efectivamente las puertas estén cerradas después de activar la alarma.

4
22
Comentarios Libres