En Peruzzotti

Un incendio y dos muertes: para la Justicia fue accidente; la familia duda

En agosto fallecieron una abuela y su nieto. Por el hecho estuvo detenida una expareja de la mujer, pero ya fue liberada. Las últimas palabras de la víctima podrían ser clave.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 00:00

“Nos tiraron una botella con nafta… rompieron el vidrio y nos tiraron una botella con nafta”. Mientras era trasladada al Hospital Sanguinetti, Emiliana Benítez (50) le repetía esta frase a su vecina. Su casa se estaba incendiando y su nieto Agustín, de 14 años, ya había fallecido en el siniestro. La mujer murió cuatro días más tarde.
El hecho ocurrió el pasado 16 de agosto, en una vivienda de la calle Garibaldi, en el barrio Peruzzotti. En un primer momento se siguió la pista de un incendio intencional, por lo que se detuvo a una expareja de Benítez. Sin embargo, con el tiempo la Justicia desestimó esto y habló de accidente, aunque la familia de las víctimas pide que se sigan otras líneas investigativas.
Pocas horas después de la tragedia se detuvo a un hombre de nacionalidad paraguaya, quien había sido pareja de la mujer. El haber tenido una orden de restricción de acercamiento fue una causa para sospechar que pudo haber estado relacionado. Sin embargo, días más tarde fue liberado ya que no se le encontró culpabilidad alguna.
“Se le dio la libertad pedida por el fiscal, básicamente porque con las medidas de prueba que se realizaron se determinó que él no había generado el incendio, no tuvo nada que ver en el hecho”, expresó a El Diario Walter Saettone, titular del Juzgado de Garantías Nº7 de Pilar.
El magistrado confirmó que “no hay ningún otro imputado, porque el incendio no fue generado con intención, no hubo injerencia de una persona para promoverlo, fue una fatalidad”.
Sobre esto, agregó: “Frente a una pericia que determina que un incendio no fue intencional, no se puede detener a una persona por las dudas. Fue generado por la calefacción, es imposible dejarlo detenido”.
Sin embargo, la familia de las víctimas aún mantiene dudas sobre lo ocurrido aquella madrugada. Gisele Medina sufrió la pérdida por partida doble: es hija de Emiliana y mamá de Agustín. En diálogo con El Diario, recordó que “mi mamá le decía a una vecina que le habían tirado por la ventana una botella con nafta, fue la última persona a la que le pudo hablar…”.
A su vez, señaló lo ocurrido en las semanas y días previos al hecho, cuando ambas víctimas discutieron con un vecino. “Mi mamá incluso lo denunció por amenazas, ya que le decía que le iba a matar al nieto, es decir, mi hijo”. De la misma manera, Emiliana Benítez le había expresado a una vecina que su última pareja (no es el hombre que estuvo detenido) “la había amenazado con prenderle fuego la casa”.
En este sentido, el hombre se presentó espontáneamente a declarar en los días posteriores a la tragedia, desligándose de lo ocurrido. “Él tenía llaves de la casa, y además le debía plata a mi mamá y no se la quería devolver”, recordó Gisele.
Un dato no menor es que, aquella noche, en el barrio no había luz. “Mi mamá ni siquiera tenía velas. Quedó registrado un mensaje de Whatsapp a las 21.45 pidiéndole a una vecina. Como no consiguió, se fueron a dormir…”, dijo su hija, quien teme que la causa pueda llegar a cerrarse antes de poder disipar todos sus interrogantes. 


“Se le dio la libertad porque con las medidas de prueba que se realizaron se determinó que él no había generado el incendio, no tuvo nada que ver en el hecho”. WALTER SAETTONE, TITULAR DEL JUZGADO DE GARANTÍAS Nº7 DE PILAR.
 

2
9

Comentarios

27/11/2019 | 21:14
#1
Y la politica general es imperativa, no hay que estigmatizarlos, buscar otro culpables y si no que sea un accidente producido por un nacional argentino, pero nunca jamas un hermano limitrofe latinoamericano, de que van a vivir los defensores de estos eh?