CONMOCIÓN EN EL K50

Investigan el origen del artefacto que hizo evacuar el Village

La Justicia analiza las cámaras de seguridad. No descartan vinculación con el grupo que irrumpió en la sala de Recoleta. Aseguran que lo encontrado en Pilar no tenía poder de daño.
sábado, 22 de septiembre de 2018 · 00:00

La Justicia Federal investiga el origen del artefacto que obligó a la evacuación del cine Village Pilar, en el Kilómetro 50, ante la posibilidad de que se tratase de un explosivo.
Aunque las autoridades aseguran que lo que finalmente se hizo detonar de manera contralada no tenía poder de daño, el hecho se investiga como un caso de “intimidación pública”.
Para dar con los responsables, el juez Federal de Campana, Adrián González Charvay ordenó a la policía de investigaciones el análisis de las cámaras de seguridad del complejo, tanto interiores como exteriores.
Allí espera poder identificar a la persona que dejó en el baño de damas del complejo un artefacto que, a simple vista, daba toda la impresión de ser una bomba de fabricación casera: dos latas de aluminio -del tipo de las que contienen gaseosas o cervezas- unidas entre sí y ligadas con cables a un dispositivo de relojería. De hecho, fue el tic-tac del aparato fue lo que delató la presencia del objeto al personal de limpieza.
Las autoridades no descartan que el hecho haya estado vinculado a los incidentes que se produjeron en otra sala de la cadena Village, esta vez en Recoleta.
Según las crónicas, un grupo auto identificado como anarquista irrumpió en la sala donde se proyectaba la película “Soledad”, dirigida por la hija del Presidente Mauricio Macri. Con gritos y bombas de olor, intentaron evitar que siguiera la película.
A la salida, rompieron a pedradas los vidrios de un local de comidas rápidas del sopping Recoleta Mall.
Ayer, el secretario de Seguridad del Municipio, Horacio Piazzale, buscó bajarle el tono a lo sucedido en Pilar.
Entrevistado por el programa Código Plaza, el funcionario aseguró que lo encontrado fue “algo casero que contenía lo que comúnmente se llama un cohete, una pirotecnia pequeña”.
“Era un aparato temporizador con un cohete. Un armado casero con dos latas de coca-cola y un sistema de relojería que aparentaba ser un explosivo importante, pero una vez que llegaron los peritos, se comprobó que era solo pirotecnia”, siguió.
De todos modos, de acuerdo a lo que indican los protocolos, “cuando hay un hecho de intimidación pública se vacía el lugar, se hace la inspección y la detonación controlada. Pero lo que explota es un mecanismo puesto por los peritos, no una bomba”, diferenció Piazzale. 
Y dijo que el artefacto “no estaba preparado para explotar, tenía la intención de que lo encuentren y de intimidar. Y en caso de que hubiera llegado a estallar, hubiera sido como cohete, nada más”, tranquilizó. 


El dato
El Juez Federal Adrián González Charvay participó personalmente del operativo por el hallazgo de un supuesto explosivo en el cine.

Comentarios

22/9/2018 | 12:11
#1
Ante todo éste caos, quién le pagó los gastos de la pelicula ???, estaría bueno saberlo. Quizá Bonadio reciba alguna denuncia que deberá tener arrepentidos, por supuesto !!!.