A dos años del crimen de Fernando Novelli, un hecho que sacudió a Pilar

Ocurrió el 18 de junio de 2016, en pleno centro. Fue ultimado por ladrones que asaltaron su agencia de lotería. El único detenido aún no fue juzgado.

A dos años del crimen de Fernando Novelli, un hecho que sacudió a Pilar

Fernando Novelli tenía 37 años.

Este lunes se cumplen dos años del crimen de Fernando Novelli, dueño de una agencia de lotería que fue asesinado por un delincuente que había ingresado a robar a su local, ubicado en pleno centro de Pilar.

Hasta la fecha, el joven Matías Álvarez continúa detenido, señalado por la Fiscalía como el responsable del hecho, aunque aún el juicio no tiene fecha: si bien la causa ya fue elevada el año pasado, las acciones se retrasaron y Álvarez –vecino del barrio Agustoni- podría ser juzgado a fines de este año o recién en 2019. Si prospera el pedido de la fiscal María Inés Domínguez, podría ser condenado a perpetua por “homicidio criminis causa”.

Conmoción

El crimen de Fernando ocurrió el sábado 18 de junio de 2016, cerca de las 20, minutos antes de que el comerciante cerrara las puertas de su local, ubicado sobre la calle Hipólito Yrigoyen, entre San Martín y 11 de Septiembre, a escasos metros de la plaza 12 de Octubre.

En ese momento, un delincuente ingresó y a punta de pistola lo obligó a darle la recaudación de la agencia de lotería. Cuando el ladrón escapaba con el botín, supuestamente en una moto manejada por un cómplice (algo que nunca quedó del todo claro), Novelli salió detrás con la intención de detenerlos.

Los persiguió unos metros por Yrigoyen y luego dobló por San Martín y ese momento se abalanzó sobre quien lo había asaltado, ambos cayeron y el malviviente abrió fuego contra el comerciante, provocándole la muerte casi inmediata.

El hecho provocó una indignación social casi sin precedentes, debido a que Novelli era un joven muy conocido del centro de Pilar, además que el crimen ocurrió en pleno centro y en vísperas del Día del Padre, cuando la gente aún poblaba las calles.

Una multitud despidió sus restos en la cochería Ponce de León y el cementerio Memorial. Días más tarde, al no existir novedades, amigos de la víctima (la familia apoyó pero no estuvo presente, ya que aún no tenía fuerzas para participar) organizaron una marcha en pedido de justicia. Horas después se detuvo al presunto asesino, de quien siempre se tuvieron dudas sobre su verdadera culpabilidad (por ejemplo, las ocho cámaras nunca pudieron determinar fehacientemente el rostro del responsable). Además, el supuesto cómplice nunca fue hallado.

Galería de fotos
2
10

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
86% Bronca
13% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres