Una mujer entregó todos sus ahorros por un secuestro virtual

La llamaron diciéndole que tenían a su hijo. Y le hicieron dejar la plata en el canasto de basura. Ocurrió esta madrugada en el centro de Pilar.
martes, 23 de octubre de 2018 · 12:34

Eran cerca de las 4 de la mañana de hoy cuando el teléfono de una vecina del centro de Pilar sonó. Del otro lado, delincuentes le decían que tenían a su hijo secuestrado y que para volver a verlo con vida debía entregar una importante suma de dinero.

Sin dudarlo, la señora dominada por el susto hizo caso al pedido de los ladrones y juntó los ahorros de toda su vida que tenía guardados. Siguiendo las directivas, dejó el dinero en un canasto de basura. Pero, sin quedarse tranquila, después de entregar el dinero, fue hasta la casa de su hijo y allí confirmó que había sido víctima de un secuestro virtual: él, dormía.

Prevención

Tal como le sucedió a Osmar Laplaca (ver aparte), esta mujer fue víctima de un secuestro virtual, un tipo de extorsión telefónica mediante la cual delincuentes hacen creer a una persona que tienen a un familiar o ser querido privado de su libertad. Para poder liberarlo, suelen exigir importantes sumas de dinero. Aunque en este caso puntual la entrega de dinero sí se concretó, muchas veces las extorsiones quedan truncas.

Para evitarlos, especialistas sugieren tomar una serie de medidas preventivas entre las cuales se cuentan, en primera medida, cortar la llamada. Por lo general, los llamados extorsivos de este tipo suelen darse bajo dos modalidades: o bien llaman haciéndose pasar por personal policial o médico que se comunica para avisar sobre un supuesto accidente o, directamente, los delincuentes simulan el llanto del secuestrado.

Tal y como le pasó a la vecina de Pilar, los llamados suelen darse por la madrugada ya que la persona que atiende no está del todo alerta y, por ende, más vulnerable y menos atenta.

Otro aspecto importante es no brindar información personal. En medio de la desesperación, la gente puede llegar a dar datos muy precisos que pueden ser usados por el delincuente para seguir con la extorsión. Cabe destacar que los llamados suelen ser al voleo y los teléfonos, por lo general, son tomados de la guía telefónica.

Finalmente, es importante tratar de contactar al supuesto secuestrado – o accidentado – de inmediato y, de esta manera, no caer en la trampa y, en todo momento, intentar mantener la calma.

 

 

2
34
5%
Satisfacción
1%
Esperanza
78%
Bronca
5%
Tristeza
1%
Incertidumbre
5%
Indiferencia

Comentarios