Detuvieron a una mujer acusada por el crimen de su sobrino

Habría participado de la golpiza que le produjo la muerte al joven Marcos Quiroga. Tras el hecho, se había fugado a Rosario. Los dos hijos de la sospechosa también son buscados por el asesinato.
viernes, 7 de mayo de 2010 · 00:00

Una mujer de 54 años fue detenida por la policía de Pilar en la ciudad santafesina de Rosario acusada de asesinar a golpes, junto a otras tres personas, a su sobrino de 27 en la localidad de Del Viso.

La sospechosa estaba siendo intensamente buscada desde el día siguiente del crimen, cometido el 25 de abril último, cuando Marcos Quiroga fue atacado a golpes con hierros y palos lo que le produjo la muerte.

En el mismo hecho también resultó herido de gravedad el padre de la víctima, Carlos Quiroga, de 50 años, quien ya fue dado de alta.

Por el asesinato de Quiroga ya había un detenido en tanto que se busca intensamente a otros dos sospechosos, hijos ambos de la mujer arrestada ayer y primos del fallecido.

La mujer fue detenida por una comisión policial integrada por efectivos de la Jefatura Distrital de Pilar y de la Comisaría 4ª de Manuel Alberti.

Los 5 efectivos viajaron en su búsqueda hasta Rosario, donde pudieron encontrarla y arrestarla a partir de una orden emanada por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de esa ciudad.

 

Pelea familiar

Según detallaron fuentes policiales, el hecho se conoció en los primeros minutos del domingo 25 de abril, cuando un llamado al 911 dio cuenta de dos personas tiradas en la vereda, desvanecidas, en la calle 17 de Mayo al 200, entre Sarratea y Azcuénaga, en el barrio Falcón de de Del Viso.

Los policías que acudieron al lugar encontraron en el piso a Marcos Quiroga, de 27 años, y a su padre, Carlos Quiroga de 50. Ambos tenían golpes y “heridas punzocortantes” en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, detalló la policía.

A los pocos minutos fueron trasladados en ambulancias al Hospital Sanguinetti de Pilar. Sin embargo, el joven falleció camino al nosocomio.

De inmediato, la policía inició una investigación para determinar lo que había sucedido. Pronto supo que se desató una pelea en plena calle por causas que aún no han podido ser esclarecidas. En la reyerta padre e hijo se enfrentaron con familiares directos, de 20 y 27 años.

Las mismas fuentes indicaron que si bien están identificados, los supuestos agresores aún no lograron ser detenidos. Se sabe que poco después de la pelea, se habrían dado a la fuga.

La muerte del muchacho de 27 años provocó una reacción de un grupo de vecinos que en la madrugada prendió fuego parte de la vivienda de los supuestos agresores.

Comentarios