Allanamientos en Pilar por el caso del piloto que fue secuestrado

Fue para detener a parte de la banda que raptó a un corredor de TC Pista en Campana. Todos tienen antecedentes. Una chica de 15 años es señalada como la entregadora.
sábado, 22 de mayo de 2010 · 00:00

 

Sebastián Abella, piloto de TC Pista y militante del PRO.

 

La adolescente de 15 años que acompañaba al piloto de TC Pista Sebastián Abella al momento de ser capturado y asaltado en Campana la semana pasada, fue detenida acusada de haber sido la entregadora del hecho, informaron fuentes policiales y judiciales.

El superintendente de Coordinación Operativa de la policía bonaerense, Salvador Baratta, aseguró a Télam que para los investigadores “está plenamente determinado el vínculo de esta chica con los autores del hecho” y dijo que para el esclarecimiento “fue muy importante” el análisis de las comunicaciones.

El jefe policial explicó que además de la adolescente fueron detenidos tres hombres vinculados al hecho, todos ellos con antecedentes penales, con lo que el episodio “está totalmente esclarecido”.

Las cuatro detenciones se registraron tras siete allanamientos concretados en Pilar, Campana y Escobar, realizados por personal de la DDI Zárate-Campana, en los que se secuestraron teléfonos celulares, uniformes similares a los de la policía, balizas, precintos y otros elementos de importancia para la investigación.

También se secuestró un auto Rover que, se cree, fue el utilizado por la banda para interceptar al piloto de TC el día del hecho.

Si bien en un principio se dijo que la chica detenida, quien cumple 16 años en dos semanas, era la novia del piloto de TC Pista, el propio Abella negó que sea su pareja. “En realidad, novia no tengo. Es una chica que conocía del grupo. Esa noche habíamos salido a pegar carteles. Yo soy  militante del PRO y salimos a hacer una pegatina por la zona de Campana. Cuando pasó el hecho, yo estaba llevando a esta chica a su casa”, dijo Abella en declaraciones radiales.

El fiscal a cargo de la pesquisa, Juan José Maraggi, afirmó a Télam que existen comunicaciones entre esta joven y quienes están detenidos en el marco de la causa como los autores de la captura.

“Hay mensajitos de texto entre un teléfono que ella utilizó en esos días con otros que se usaron para concretar el hecho”, dijo Maraggi.

Fuentes policiales y judiciales explicaron que la detención de la adolescente, de quien no se suministra su identidad por tratarse de una menor de edad, se concretó cerca de las 5 de la madrugada de ayer en la casa de sus padres.

“La joven será remitida al Fuero Penal Juvenil de Zárate Campana y será un juez de garantías de ese fuero quien decida su situación procesal”, dijo a Télam el fiscal.

Los tres hombres fueron identificados por el comisario mayor Rubén Lobos, jefe de la DDI de Zárate, como Mario Castillo, Miguel Sabatino y Humberto Montenegro, todos ellos con antecedentes penales.

Los operativos para detenerlos comenzaron cerca de las 22 de la noche del viernes y a todos ellos se les imputa un rol distinto dentro de la organización delictiva.

Estos hombres quedaron también filmados por una cámara de seguridad de una estación de servicio Esso de Campana mientras aguardaban que Abella saliera del Mc Donald‘s en el que estaba cenando.

Por otra parte, fuentes policiales y judiciales aseguraron a Télam que por el hecho hay un hombre prófugo, a quien le allanaron su casa pero logró escapar.

“Creemos que se nos escapó por minutos porque llegamos a la casa y ya no estaba, pero estaban las luces prendidas y el fuego de las hornallas encendido”, aclaró Maraggi.

 

Qué pasó 

El hecho se produjo el viernes pasado a las 0.30, cuando Abella se movilizaba a bordo de su Renault Kangoo color gris y acompañado de una mujer. Según las fuentes, el piloto y su amiga fueron hasta un local de comidas rápidas de esa ciudad y a unos 300 metros del mismo, fueron interceptados por entre cuatro o cinco delincuentes que se movilizaban en dos autos, uno blanco y otro rojo.

Las fuentes explicaron que parte de los delincuentes comenzaron a dar vueltas por Campana y sus alrededores con las víctimas privadas de su libertad mientras que sus cómplices que iban en la Kangoo fueron hasta la casa de Abella. 

Como en ese lugar no hallaron el dinero que supuestamente buscaban, los ladrones se dirigieron al comercio del piloto, un local de venta de motos en Campana, dijeron los informantes. 

En el comercio, los ladrones se apoderaron de unos 6.000 pesos en efectivo, tras lo cual, la banda abandonó a las víctimas cerca de las 6, en el barrio porteño de Villa Lugano.

Comentarios