Golpean salvajemente a una anciana para robarle

Tres delincuentes ingresaron a la casa de la mujer de 73 años. La tiraron al suelo, la ataron, y le pegaron hasta que dijera dónde tenía dinero.
sábado, 27 de febrero de 2010 · 00:00

Una anciana de 73 años fue víctima el jueves último por la noche de un brutal asalto en su domicilio del barrio de Villa Verde, en Pilar. El salvaje hecho se originó cuando tres delincuentes irrumpieron armados en la vivienda de O’ Higgins y Corbeta Uruguay con intenciones de robo.

Al encontrarse con la mujer, los malvivientes la arrojaron al suelo, la ataron con cables de teléfono, y la golpearon sin piedad hasta hacerla sangrar para que les dijera dónde guardaba dinero y objetos de valor.

A raíz de la golpiza, la abuela condujo a los sujetos hacia su habitación y les entregó los 400 pesos que había cobrado de su jubilación, y que estaban destinados a la compra de medicamentos. Además, los sujetos se alzaron con un reloj y un cintillo de oro, para luego darse a la fuga.

Tras la huida de los delincuentes, la anciana con el rostro ensangrentado se acercó hasta la casa de su yerno que vive en una propiedad ubicada en el mismo terreno. De inmediato, el hombre inició una persecución y observó a los tres ladrones que escapaban corriendo. Al advertir que eran seguidos, los sujetos comenzaron a ingresar a varias viviendas situadas en la cuadra de Fragata Trinidad al 1900.

Mientras tanto, los vecinos ya habían dado aviso a la policía de lo que ocurría y un patrullero se hizo presente rápidamente en el lugar para comenzar a recorrer la zona hasta interceptar y aprehender a uno de los delincuentes en Crucero General Belgrano y Hernán Cortez, cuando intentaba ingresar a una casa con el fin de evadirse de los uniformados.

En poder del malviviente, de 16 años, se encontraron 9 gramos de picadura de marihuana. En tanto, los otros dos sujetos permanecen prófugos.

Con relación al detenido, la causa fue caratulada como “robo calificado con abuso de arma en poblado y en banda”, pero la fiscal que entiende en el caso dispuso la libertad del delincuente por tratarse de un menor de edad.     

 

 

 

Duras acusaciones de Arslanian

Continuará el juicio contra Faggionatto Márquez

El juicio político contra el suspendido juez federal de Zárate-Campana, Federico Faggionatto Márquez, continuará el próximo martes luego de que el ex ministro León Carlos Arslanian comprometiese seriamente al cuestionado magistrado.

Fuentes del jurado de enjuiciamiento que lleva adelante el proceso contra Faggionatto Márquez indicaron en la mañana de ayer que el próximo martes, a partir de las 9, los  integrantes del “jury” continuarán recibiendo testimonios propuestos por la acusación y la defensa.

En el marco de este proceso el jueves Arslanian acusó al suspendido juez federal de haber hecho “fracasar investigaciones sensibles” de crímenes complejos y de haber “operado” a favor de “un grupo de policías malos” sospechados de corrupción.

El ex ministro y ex camarista que condenó a las juntas militares también responsabilizó a Faggionatto Márquez por “amañar una causa” contra un “policía honesto” enviado en reemplazo de los anteriores y de hacerlo detener con posterioridad.

Previamente habían declarado ex secretarios del tribunal quienes afirmaron que Faggionatto Márquez se encontró al asumir el cargo, en 2001, con un tribunal “en estado de colapso, con problemas de infraestructura, de recursos humanos y de trámite de expedientes con causas ‘desaparecidas’”.

Los testigos propuestos por la defensa ponderaron que el  cuestionado magistrado “llegaba a las siete de la mañana se tomaba una hora para almorzar, algunas veces ni eso, y trabajaba hasta las ocho o 10 de la noche, incluidos sábados y domingos”.

El jurado de enjuiciamiento que definirá si Faggionatto Márquez es removido o continúa en su cargo lo preside el camarista Juan Facundo Giúdice Bravo y lo integran los senadores Mariana Riofrío y Juan Marino, los diputados Juan Irrazabal y Rubén Lanceta, el juez de cámara Jorge Villada y el abogado Daniel Medah.

El juez está acusado de haberse apropiado en el 2006 de una cosecha de soja que ordenó levantar a la división delito complejos de policía bonaerense de un campo de la localidad de Otamendi perteneciente al Consejo del Menor y la Familia, y donde una banda tendría oculta la víctima de un secuestro, entre otras imputaciones.

 

Comentarios