Entrenó en Pilar y piensa en Paraguay

La preselección argentina jugó dos amistosos con sus 18 jugadores. Hay 2 pilarenses. Pero sólo 16 irán a la Copa América, en noviembre.
domingo, 2 de octubre de 2011 · 00:00

 

La Preselección Argentina en la previa a uno de los amistosos que jugó en Pilar.

 

 

 

La Preselección Argentina en la previa a uno de los amistosos que jugó en Pilar.

El preseleccionado argentino de fútbol especial, válido por el programa de las Nuevas Olimpíadas Especiales realizó la segunda concentración en Pilar. El objetivo máximo que tiene la delegación es llegar en condiciones inmejorables a la 2ª edición de la Copa América, que se desarrollará entre el 18 al 25 de noviembre próximo, en Asunción de Paraguay.

El distrito fue anfitrión de la convocatoria de los mejores 18 futbolistas y de los cuales quedarán 16 que viajarán a Paraguay. Por supuesto que todas las esperanzas están puestas en Gustavo Cantero y Sebastián Perin, quienes tienen posibilidades de formar parte de la Selección Argentina.

La Dirección de Deportes local se encargó de la organización a través del trabajo llevado a cabo por los profesores Leonardo Aranzasti, José Giménez y Jorge Suárez, quienes junto a Matías Ávila, del Centro de Formación Laboral, acompañaron en todo momento lo hecho por los jugadores.

 

El búnker

El Gimnasio Elite Pilar fue el búnker de la preselección durante los 4 días que duró la concentración. Y los entrenamientos se desarrollaron en Ciudad Deportiva de Atlético Pilar, y sirvió para que los chicos queden listos para la próxima convocatoria, a fin de mes, en Córdoba.

Por su parte, el Centro de Formación Laboral junto a los directivos, docentes y alumnos, colaboraron con el comedor rememorando la experiencia realizada el pasado año cuando se jugó el regional de básquet especial.

En la última jornada se jugó un amistoso en el complejo del Colegio Santa María de Pilar, en donde la delegación fue bien recibida por el profesor Pablo Oviedo y las autoridades.

La jornada se desarrolló con un intenso trabajo de fútbol once, en el que el preseleccionado nacional se midió con varias divisiones del instituto que están jugando la Copa Universidad del Salvador. “La experiencia fue muy motivadora, no sólo para los chicos del colegio sino también para quienes integran esta preselección”, declaró Suárez, uno de los profesores colaboradores.

“Este encuentro sirvió de mucho para poder expresar no sólo en el terreno de juego la integración que el deporte en sí logra sino también para observar las realidades de cada uno y que a través del deporte todo se puede conseguir”, manifestó Suárez.

La próxima convocatoria será a fin de mes en Córdoba para saber qué sucederá con los representantes pilarenses de si quedaran o no dentro del preseleccionado nacional. n

Comentarios