Opinión

El populismo que empobrece y la enseñanza chilena

sábado, 10 de septiembre de 2022 · 08:05

Por Andrés Antonietti*

El contundente rechazo a la reforma de la Constitución de Chile es síntoma del hastío a políticas populistas que empobrecen a las naciones con su relato de la inclusión.

A pesar de que en octubre del 2020 casi el 80% de los electores chilenos votaron a favor de cambiar su Constitución a través de una Convención Constitucional, el pasado domingo el texto que resultó de ese proceso fue abrumadoramente rechazado en el plebiscito constitucional.

La principal razón de ese rechazo es el texto mismo impuesto por los sectores de la izquierda chilena. No significa que la sociedad chilena se volvió repentinamente conservadora y rechaza innovaciones en temáticas de paridad y protección del medio ambiente. Lo relevante es que los chilenos vieron mayoritariamente amenazadas tanto su integridad territorial, como valores arraigados en sus tradiciones políticas, sociales y culturales. La razón es que intentaron imponerles cambios pensados en el pasado y no en una visión de futuro para todos los ciudadanos.

En el documento rechazado, por ejemplo, el Estado chileno se definía como plurinacional y la sociedad asoció con justa razón esa plurinacionalidad con la división del país, del territorio y con la concesión de privilegios a los pueblos originarios. La izquierda chilena, sintiéndose respaldada por el resultado del 2020 en materia de propuestas feministas y progresistas, derivó en la inclusión de absurdos y contradicciones, en dogmáticos y desvaríos populistas. Generó un texto de 54.000 palabras, 388 artículos y 178 páginas de puro voluntarismo e ideologismo.

Coincido con las declaraciones del expresidente Mauricio Macri, para quien “una constitución es un acuerdo consensuado, no la imposición de unos sobre otros”. En Chile fracasó la idea de dictar una Constitución a la medida de la izquierda populista y la demagogia oportunista de quienes se creyeron dueños de la Nación. En nuestro país, si queremos construir una democracia sana y grande tenemos que alcanzar consensos amplios y duraderos. Si algunos pretenden formatearla a la medida de sus intereses y necesidades, lo que van a conseguir es una democracia en pequeño. Esta es la opción elegida por el gobierno de los Fernández.

*Referente de Juntos en Pilar.

Comentarios

14/9/2022 | 07:52
#2
Aprendi a desconfiar de las apariciones repentinas, que invocan a iluminados.....( quien es Andres ??)
10/9/2022 | 10:11
#1
Andrés estas apareciendo por todos lados. Inundaste tuiter. Quien te financia?
10/9/2022 | 08:26
#0
politicos de country custodiados por militantes de la villa y ñoquis estatales ,alquilados mediante plan descansar y vagancia permitida!.....NUNCA MAS!!!!!!!