Opinión

Argentina, hoy: un femicidio cada 30 horas

martes, 30 de noviembre de 2021 · 07:25

por Andrea J. Carpaneto
Psicóloga-UBA.

Esta realidad en Argentina es alarmante. Como cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra la Violencia a la Mujer, establecido en el año 1981, por las participantes del Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se llevó a cabo en Bogotá. La propuesta fue hecha por la delegación de República Dominicana, con la intención de homenajear a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, asesinadas por el dictador Rafael Trujillo por luchar por la libertad y los derechos del pueblo dominicano. Sin embargo, en nuestro país, a pesar de las políticas públicas implementada, nada parece poner freno a los femicidas.

En la actualidad, muchos varones todavía se preguntan con qué fundamentos los grupos de mujeres pedimos por una sociedad de igualdad de derechos. Creen que las mujeres exageramos, sosteniendo argumentos vacíos, carentes de sustento. El sistema patriarcal, diseñado por los varones para ejercer su poder exclusivo, no piensa en una mujer que elija, sino en una que acate las normas culturales preestablecidas desde hace siglos. Se espera de nosotras la sumisión al modelo machista imperante, donde no solo se espera que seamos buenas esposas, amas de casa, madres, sino también que nuestro trabajo es pura obligación por el simple hecho de ser mujeres. Pregunta ingenua: ¿Por qué los varones tienen entre sus privilegios una sola obligación y las mujeres cinco o más? ¿Los varones se preguntan por qué tienen estos privilegios? Son pocos los que lo hacen… Si todos lo hicieran, deberían comprender que vivimos en una sociedad desigual. Y esto no tiene que ver con los órganos genitales que la genética/biología nos asigna, sino con los privilegios de una cultura que lleva siglos imperando, cuyo principio es el de sostener los roles estereotipados de género.

Uno de los puntos de partida para empezar a comprender esta problemática es la visibilización de la violencia de género. A partir de estos hechos, muchas mujeres se reconocieron en las historias que otras pudieron relatar y muchas tomaron valor para contar los propios abusos padecidos, dejando así de sentirse extrañas.

Los movimientos feministas fueron los que comenzaron a denunciar las desigualdades. Gracias a su lucha, hoy es un tema central a nivel mundial. Se tuvieron que transitar caminos complicados y muy arduos para visibilizar las distintas formas de violencia hacia las mujeres, niñas y otras diversidades de género.

Una de las formas de violencia hacia las mujeres, niñas y diversidades son los femicidios/transfemicidios. Pero hay otras formas de violencia: la mediática y simbólica, que es aquella que se reproduce en redes y distintos medios de comunicación. Violencia psicológica, emocional, económica, ambiental, social, sexual y violencia física. El orden no implica ningún grado de gravedad. Todas son distintas formas de violencia hacia las personas por el hecho de ser MUJER.

Los femicidios son un gravísimo problema social, nos encontramos muy lejos de su resolución. Las/os que se preguntan por qué no bajan, existe una de las respuestas; no la única, ya que, es una problemática multicausal. Esta es la necesidad imperiosa de cambios en los modelos culturales. Son cambios lentos; modificarlos y asimilarlos lleva décadas. Pero pareciera que es difícil empezar. Aún tenemos en nuestra sociedad la creencia que las mujeres somos cosas, objetos de pertenencia de los varones. La implementación de Educación Sexual Integral (ESI) en todos los establecimientos educativos es una gran deuda. A pesar de que la Ley 26.150 se promulgó en el año 2006, son pocos los establecimientos que la implementan. Esta es una herramienta de prevención de Abuso Sexual Infantil, y de todas las formas de violencia contra las niñas, mujeres y diversidades. La implementación debe ser completa sin ningún recorte en sus programas. Lo mismo con la Ley Micaela, que si bien se comenzó a implementar, es necesario continuar concientizando para realizar un seguimiento de los agentes que la recibieron.

Mientras tanto, seguimos lamentando que casi a diario una mujer, una niña o una persona trans sea asesinada. De enero a octubre de este año, hubo 237 femicidios y transfemicidios.* ¿Algún día cambiará esta realidad? 

Si necesitás asesoramiento y contención por situación de violencia podés llamar al 144 los 365 días del año, las 24 horas, desde cualquier lugar del país, de manera gratuita.

*Datos de Casa del Encuentro. Observatorio de Femicidios. Adriana Marisel Zambrano.

2
2
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios