Opinión

Volvamos a cuidar a nuestro corazón

domingo, 27 de septiembre de 2020 · 08:12


Por Dr. Patricio Pachelo*


De todas las restricciones que nos obligó a cumplir la cuarentena, a causa del COVID-19, la actividad física recreativa fue, sin duda, una de las más golpeadas, cuando nos referimos a los beneficios que la caminata diaria genera en nuestro aparato cardiocirculatorio.
Antes del inicio de la pandemia, en CABA, 5 de cada 10 personas menores de 65 años practicaba algún tipo de deporte recreativo al menos 3 veces a la semana. Con el virus, hubo una disminución en la práctica de la actividad física, una inadecuada alimentación e incremento de los valores de presión arterial y colesterol. Si a ello se le suma la falta de controles en forma periódica realizados por su médico de cabecera nos encontraremos tal vez con mayor incremento en desarrollar alguna enfermedad cerebro- vascular.
A la hora de realizar un chequeo médico para comenzar nuevamente con la actividad física, un estudio a realizar “casi de rutina” es la ergometría. Permite detectar el comportamiento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial en el esfuerzo (realizado en bicicleta o cinta deslizante) observando la presencia o no de arritmias que podrían traer consecuencias incluso mortales a la hora de hacer deportes con mayor intensidad.
En Pilar, pronto reabrirán plazas, parques, gimnasios, centros deportivos, clubes de barrio, donde se podrá volver a disfrutar de las actividades recreativas. Repasemos los principales factores de riesgo cardiovascular y cómo ayudar a disminuirlos.
• Sobrepeso - Obesidad: Se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la estatura que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. En el caso de los adultos, la OMS los define tal como se indica a continuación: sobrepeso, IMC igual o superior a 25; obesidad: IMC igual o superior a 30. Se trata de un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.
Medir el perímetro de la cintura es otra forma de establecer sobrepeso. Los hombres deben tener una circunferencia de la cintura menor de 90 centímetros y las mujeres 80.
La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas con la comida diaria y las gastadas según el tipo de actividad. Se traduce en un aumento del consumo de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa y azúcares añadidos y el descenso de la actividad física por comportamientos sedentarios.
Para bajar de peso, debés gastar más calorías de las que consumís.
• Hipertensión arterial: la presión arterial es la fuerza que hace la sangre sobre las paredes de las arterias. Es a través de ella que se garantiza el flujo apropiado desde el corazón hasta los órganos y tejidos del cuerpo.
¿Cómo ayudamos a disminuirla? La disminución de la ingesta de sodio causa una disminución progresiva de los valores de presión arterial en pacientes hipertensos. La OMS recomienda la reducción de la ingesta de sodio para reducir la presión arterial y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Sugiere una ingesta diaria aproximada de 2 g/día de sodio en adultos (equivalente a 5 g/día de sal común).
Alimentación: La Dieta DASH ha demostrado efectos beneficiosos en hipertensos. Está principalmente compuesta por frutas, verduras, cereales, lácteos descremados, pescado, aves, nueces. Tiene per se un efecto hipotensor, independientemente de la restricción de sal y el descenso de peso. Produce un descenso promedio de 5 mmHg. 
Actividad física: el entrenamiento aeróbico ha mostrado en diversos estudios lograr un descenso de la presión arterial de 5 a 7 mmHg en hipertensos. En adultos sanos de ambos sexos se recomienda realizar como mínimo 20 minutos por día de ejercicio aeróbico de intensidad moderada.
¿Cuáles son los síntomas? Habitualmente, la hipertensión no genera síntomas. Esto quiere decir que, si tu presión está alta, no vas a sentir nada extraño o diferente en tu cuerpo. Es una enfermedad silenciosa pero que puede causar mucho daño en tu organismo. Así que la única manera efectiva de saber si tu presión está alta, es midiéndose con un tensiómetro. El éxito del tratamiento médico está estrechamente asociado con cambios en los estilos de vida.
Recomendaciones para hipertensos:
• Duración: empezar con sesiones de 15-20 minutos que gradualmente se pueden ir alargando hasta alcanzar al menos 30 minutos.
• Frecuencia: 4 a 5 veces por semana, de ser posible diariamente.
• Tipo: aeróbico, es decir, actividades que oxigenan el organismo entre ellas: caminar, trotar, nadar, bailar, bicicleta, etc. 
En el año 2018, la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) publicó un artículo de revisión donde concluía que los principales estudios desarrollados en los últimos 10 años en varios centros de todo el mundo señalaban que la reducción de la presión sistólica de 10 mm/Hg disminuye significativamente la incidencia de accidente cerebrovascular en un 36%; insuficiencia cardiaca en un 38%; eventos coronarios en un 20%; mortalidad cardiovascular en un 16%.
El tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica, curable con tratamiento adecuado y potencialmente mortal sin él. El fumador es un enfermo neurológico porque es adicto a la nicotina, sustancia que produce dependencia física y psicológica en el organismo y genera en el fumador un consumo compulsivo. La nicotina es responsable de la adicción, la tolerancia y el síndrome de abstinencia.
La diabetes se presenta cuando el nivel de azúcar en la sangre (glucosa) es demasiado alto. La glucosa en la sangre es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos. La insulina, una hormona que produce el páncreas, ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese en las células para usarse como energía.
En definitiva, la actividad física ha logrado disminuir los valores de presión arterial, mejorar los valores de glucemia y colesterol, reducir los niveles de ansiedad y estrés y obtener de esa manera una mejor calidad de vida.
Las medidas higiénico-dietéticas deben ser implementadas en el tratamiento de todos los factores de riesgo cardiovascular dado que su suspensión se acompaña de un rápido incremento de la presión arterial.

*Cardiólogo Universitario MN 123.912.

Comentarios

27/9/2020 | 20:44
#0
Felicitaciones Doctor Patricio. Estamos orgullosos de verlo aquí en esta nota. Pronto lo visitaremos para realizar el chequeo médico.
27/9/2020 | 20:42
#-1
Muchas gracias Dr. Pachelo por atendernos tan amablemente cada vez que vamos a su consultorio. Un orgullo tenerlo aquí en pilar. Lo felicito por la nota